Despliega el menú
Aragón

CAMPO DE BORJA

Agón se queja de los vertidos de Magallón y sus malos olores

Los vecinos protestan por la repercusión que la suciedad puede tener en su huerta. El río Huecha pasa por el centro del pueblo.

Los vecinos de Agón han vuelto a expresar su protesta por los malos olores que provocan los vertidos al río Huecha de aguas residuales y fecales de la vecina localidad de Magallón.

El malestar de los agoneros es manifiesto. "Hay días en los que no se puede estar en la calle", indica Francisco Medina, que señala que "el mal olor se nota en todo el pueblo". Este vecino considera que cada vez va a más y empieza a preocuparse por lo que ocurrirá en verano: "¿Con qué tipo de agua vamos a regar la hortaliza?". En parecidos términos se expresa José María Ramón, otro vecino que insiste en que, "cuando viene bochorno, huele muy mal en el pueblo", y exige que "se tome una solución de inmediato".

El alcalde de Agón, Juan Carlos Yoldi, recuerda que el problema no es nuevo, ya que se viene arrastrando desde hace más de dos años, y que los olores se sienten "cuando no hay cierzo", por lo que los vecinos se han quejado al Ayuntamiento "porque quieren una solución".

En este sentido, el primer edil agonero indicó que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está trabajando "desde hace más de un mes" en buscar una solución. No obstante, expresó con firmeza: "Si las soluciones que proponga la CHE son buenas, las aceptaremos, pero si no tendremos que adoptar otras medidas".

Yoldi recordó que el río Huecha, al que también vierte sus aguas residuales Magallón, atraviesa el pueblo por el centro y aunque su cauce está seco en estos momentos, "si lloviese el problema se agravaría". El alcalde mostró su preocupación porque "los vertidos de Magallón cada vez están más cerca, ahora los tenemos a menos de 500 metros".

Yoldi recordó que "hasta que funcione la depuradora de Magallón faltan dos años". Precisamente ayer fueron adjudicadas las obras de esta instalación. Los agoneros quieren, mientras tanto, "una solución rápida a este problema", añade.

Ya en octubre de 2005 una filtración de las aguas residuales de Magallón afectó a las acequias y llegó a contaminar dos balsas de riego de la vecina localidad de Bisimbre. En este sentido, el vicepresidente del Sindicato de Riegos de Aguas Elevadas de Bisimbre y Agón y vecino de esta última localidad, Ángel Medina, expresó su "preocupación" por la situación. "Si llueve, el agua de riego llegará contaminada por las aguas fecales", dijo. Medina reconoció que la CHE "está intentando paliar este problema", pero es consciente de que "las aguas fecales están muy cerca ya del pueblo y los olores provocan un gran malestar entre los vecinos".

Por su parte, el alcalde de Magallón, Víctor Chueca, aseguró que "el vertido al Huecha está autorizado por la Confederación". En este sentido, Chueca quiso dejar claro que "vertemos al río como la mayoría de los pueblos de la comarca y en las mismas condiciones de legalidad".

Etiquetas