Despliega el menú
Aragón

COMARCA DE LOS MONEGROS

Agricultores y empresarios de Grañén, obligados a pagar el polígono industrial

La mayoría de los propietarios de los terrenos donde se construirá se oponen al proyecto porque deben asumir el coste de la urbanización, cifrado en 4 millones de euros.

La construcción de un polígono industrial en Grañén se ha encontrado con la oposición de la mayoría de los propietarios de suelo, ya que el Ayuntamiento les obliga a asumir los costes de urbanización, casi 4 millones de euros. Después de 3 años de trámites y alegaciones, y desesperados por la posibilidad de que el proyecto suponga su ruina, han constituido una asociación de afectados que representa el 65% de los terrenos. El proyecto abarca 16,5 hectáreas.

En la zona, además de fincas agrícolas, hay emplazadas varias empresas. Algunas quejas se refieren a que el plano diseñado no tiene en cuenta la distribución actual y existen viales que atraviesan sus propiedades. Sin embargo, el principal motivo de descontento es la obligación de asumir la financiación de las obras, lo que en uno de los casos, el de un jubilado octogenario que posee un huerto, supone pagar 400.000 euros.

Los propietarios se han ofrecido a vender sus terrenos porque no pueden asumir los elevados costes e incluso han llevado la problemática ante los tribunales, una vez agotados los recursos en la vía administrativa. Por su parte, el Ayuntamiento asegura que el proyecto cuenta con el visto bueno de la Comisión de Ordenación del Territorio y dice que a los que están en desacuerdo se les ha ofrecido comprar sus tierras, un extremo que ellos niegan.

El presidente de la Asociación de Afectados del Polígono Industrial de Grañén, Javier Lafragüeta, acompañado de los vocales Vicente Marco y Rodolfo Biarge, explicó ayer en rueda de prensa que el sistema elegido para desarrollarlo, de cooperación, supone la cesión obligatoria del 51% del suelo y pagar los costes de urbanización, cifrados en 2006 en 60 euros por metro cuadrado, "pero sin incluir algunos trabajos ni el incremento de precios desde entonces". El Ayuntamiento ejecuta las obras -ya ha licitado la primera fase- y luego reparte los gastos entre la veintena de propietarios.

En la asociación hay dos talleres y una gran empresa, que suman un centenar de puestos de trabajo. "Los costes de urbanización son tan elevados que pueden suponer la ruina de los afectados, desde el agricultor con tierra rústica al industrial ya instalado", señaló Lafragüeta, "haciendo peligrar" así los negocios y los empleos. Se quejó además de que en la reparcelación, "ni se nos ha consultado ni se nos ha dejado participar", calificando la actitud municipal de "prepotente". Otras dos empresas de la zona se han desmarcado de las críticas.

Vicente Marco, vocal de la asociación, aclaró que en un principio estuvieron de acuerdo "porque todos queremos que el pueblo prospere", pero el coste de 12 euros por metro cuadrado se disparó a 60. Un precio muy elevado si se tiene en cuenta que en otros municipios cercanos, mejor situados, el suelo industrial cuesta a 20 o 30 euros.

La venta de las parcelas ya urbanizadas sería la única compensación para ellos, convertidos contra su voluntad en promotores, pero alegan que, aunque el Ayuntamiento asegura que hay muchas empresas interesadas en comprar, hasta cubrir el 90%, no concreta de qué firmas se trata.

Por su parte, el alcalde, Juan Antonio Rodríguez, sostiene que "han cambiado de forma inexplicable su posición, ya que en un principio estaban todos de acuerdo". Explica que el consistorio les ha ofrecido la posibilidad de comprar los terrenos "al mismo precio" que la DGA pagó en las expropiaciones de la carretera Huesca-Grañén, que discurre paralela a la zona afectada.

En opinión del primer edil, la oferta -unos 3 euros el metro cuadrado- es "más que razonable" y por ello, cree que el problema está en "el interés especulativo de los propietarios" y en su "desconfianza" por el proyecto. "Nosotros queremos desarrollar el pueblo, lo estamos haciendo de acuerdo a la legalidad y estoy seguro de que la justicia apoyará nuestras tesis".

Etiquetas