Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Ocho calles de Calatayud pasarán a tener un único sentido

La Policía Local elabora un plan integral de tráfico por el que se instalarán semáforos sincronizados en las travesías. Tres de las vías que modifican su itinerario están en el barrio de Margarita.

Las ocho calles más problemáticas de Calatayud pasarán a tener un solo sentido de circulación. Además, se renovará la señalización y se instalarán semáforos sincronizados en las travesías. Estas son algunas de las mejoras que prevé el plan de seguridad vial de Calatayud, que se presentó ayer y que ha elaborado la Concejalía de Tráfico y la Policía Local, con las propuestas de las autoescuelas y la Jefatura Provincial de Tráfico.

En la urbanización Margarita se han señalizado las calles del Río Piedra, Río Aranda y Río Manubles. "Creemos que con esto ya no tendremos en esta zona los problemas circulatorios provocados por la masificación de coches", indicó el inspector jefe de la Policía Local, José Antonio del Río.

Las características urbanísticas del casco histórico, con calles estrechas, complican aquí el tráfico, por lo que también tendrán un único sentido dos calles paralelas, la de Soria, que será de subida desde la Rua de Dato, y la del Barranco de Soria, que queda para la bajada. La reordenación afecta además a la circulación entre la Rua de Dato y la Puerta de Zaragoza, y pasan a tener una sola dirección las calles de San Miguel, Correa Baja, Marcial y plaza de Bardagí.

No se va a actuar, de momento, en los sentidos de circulación de la calle de Sancho y Gil, que enlaza con la plaza de España, porque "hay mercados, bares, carnicerías, hoteles y hemos de permitir el acceso del transporte de mercancías que no caben por otra vía", explicó del Río. En esta calle no se descarta, en un futuro, limitar el acceso a la plaza de España a determinadas horas, y el resto del día permitir solo el tráfico desde la Rua.

Para otro punto conflictivo, en la avenida de la Diputación, se estudia hacer un nuevo acceso. Ahí confluye el tráfico del paseo de Ramón y Cajal, el del polígono industrial de La Charluca, el hospital, la carretera del Monasterio y el paseo de Sixto Celorrio. "Tenemos un problema grave a las horas punta. Una alternativa sería abrir una conexión entre Diputación y Sixto Celorrio a la altura de la calle Papelillo", afirmó.

El plan de seguridad vial incluye, además, la instalación de 80 señales verticales y la colocación de semáforos sincronizados en las travesías de las carreteras N-II y N-234, que han pasado a ser competencia municipal.

Etiquetas