Despliega el menú
Aragón

RIBERA ALTA DEL EBRO

El joven que pudo causar el accidente mortal de Alagón no tenía carné

La Guardia Civil le imputa un delito de homicidio por imprudencia, ya que parece que se incorporó a la autovía sin ceder el paso.

El joven que pudo causar el accidente mortal registrado el pasado martes en la carretera de Logroño no tenía carné de conducir, según confirmaron ayer fuentes de la Guardia Civil. El suceso ocurrió el pasado martes en el kilómetro 262 de la A-68, en Alagón, y se saldó con la muerte de un hombre de 55 años, vecino de Castelserás (Teruel).

Al parecer, todo pudo suceder como consecuencia de una incorporación incorrecta (pudo saltarse un ceda el paso) a la autovía desde la avenida de Zaragoza por parte de un todoterreno conducido por I. G. S., un joven de 18 años natural de Alagón que no disponía de permiso de conducir y que, presuntamente, habiá cogido el coche a su padre.

Un autobús que circulaba detrás se vio obligado a frenar y provocó un choque en cadena, que dejó a una furgoneta atrapada entre el autocar y un camión. En un primer momento, el conductor del todoterreno huyó del lugar, pero poco después se personó en el cuartel de Alagón.

La Guardia Civil imputa a este joven un delito de homicidio imprudente. A partir del próximo mes de mayo, el conducir sin permiso se convertirá también en un delito castigado con prisión.

Como consecuencia del impacto, Alfonso Gregorio Sanz, que conducía una furgoneta Ford Transit quedó atrapado y tuvo que ser liberado por los bomberos. Según informaron desde los equipos de emergencia, cuando llegó el médico del helicóptero del 112, el conductor todavía estaba vivo. Sin embargo, tenía heridas muy graves y falleció poco después.

Etiquetas