Despliega el menú
Aragón

CINCA MEDIO

La deuda de Monzón aumenta en 5 millones tras la compra de Meflur

La DGA exige un plan que garantice en tres años la estabilidad económica del municipio. Los populares acusaron al equipo de gobierno de hipotecar al Ayuntamiento.

La compra de la nave de Meflur por parte del Ayuntamiento de Monzón para alquilarla a Informática El Corte Inglés volvió a generar un polémico debate entre el equipo de gobierno socialista y el Partido Popular durante el pleno ordinario celebrado la noche del pasado miércoles; y en el que dos nuevos puntos relativos a esta cuestión habían sido añadidos al orden del día.

En el primero se hacía referencia a las alegaciones que el PSOE hacía a los presupuestos aprobados el 27 de diciembre (un formalismo para incluir la partida cinco millones de euros por la nave de Meflur). Mientras que el segundo recogía la ejecución de un Plan Económico Financiero de Estabilidad Presupuestaria, solicitado por el Gobierno de Aragón para permitir la compra del citado inmueble.

Según explicó la concejala de Hacienda, Elisa Sanjuán, dicho plan de saneamiento viene dado por el aumento de la deuda viva tras la adquisición del inmueble y obliga por ley a presentar una previsión de mantenimiento de esa deuda en los tres años siguientes. En este sentido, Sanjuán aseguró que el compromiso del equipo de gobierno es reducir ese saldo de deuda viva en los próximos años.

Este fue precisamente el punto más criticado por el portavoz del PP, Nicolás Fortuño, quien destacó que el equipo de gobierno había sido el causante del aumento de la deuda municipal de 9 a 14 millones de euros con la compra de la nave. Fortuño mostró sus dudas en materia legislativa con respecto a esta operación ya que, según indicó la subvención de la DGA "se va a destinar a reducir la deuda municipal en lugar de comprar la nave". Por otra parte, el edil acusó al Ayuntamiento montisonense de haber "hipotecado a las futuras corporaciones de forma descabezada" con esta deuda El portavoz popular opinó asimismo que la nave debería haber sido comprada por el Gobierno de Aragón, en lugar del Ayuntamiento; lo que significaría para el ejecutivo autonómico una inversión en suelo industrial similar a la que ha realizado anteriormente en otras ciudades como Huesca, Fraga o Barbastro.

Por su parte, el alcalde Monzón, Fernando Heras defendió la "compleja" y "beneficiosa" operación de compra del inmueble, que permitirá la instalación de Informática El Corte Inglés, empresa a la que calificó como "la más prestigiosa del país del sector informático". Y recordó que su llegada permitirá la creación de 270 puestos de trabajo. Además, reiteró que su instalación viene acompañada con tres millones de euros en subvenciones de la DGA; uno proveniente del Ministerio de Industria. Y que el resto, lo aportará el Consistorio "en unas ventajosas condiciones" tras un acuerdo con la CAI. Asimismo, acusó a Fortuño de haber incrementado en un 50% la deuda municipal en los años 1998 y 99 y aseguró que su equipo de gobierno mantenía su compromiso de "endeudarse menos y amortizar más".

Nuevo convenio urbanístico

Durante la sesión se aprobó también el convenio urbanístico para la construcción del tercer polígono industrial; junto con el pliego de condiciones del concurso de contratación de la tercera fase de la Escuela de Educación Infantil y Ludoteca Municipal como permuta de suelo para construir 29 viviendas en la Fuente del Saso y 12 de protección oficial en la calle de Arriba del casco antiguo, así como distintas operaciones y convenios urbanísticos con particulares.

Etiquetas