Despliega el menú
Aragón

Agentes de medio ambiente denuncian riesgos físicos en la vigilancia de la recolección de setas

La Asociación de Profesionales de Agentes Medioambientales de Castilla y León (APAMCYL) ha señalado el peligro de su integridad física en labores de guardia y supervisión

Control de agentes donde se incautaron 286 kilos de setas, en una fotografía de archivo
El control de los agentes en Golmayo donde se incautaron 286 kilos de setas.
Mario Tejedor

La Asociación de Profesionales de Agentes Medioambientales de Castilla y León (APAMCYL) ha denunciado este lunes 19 de diciembre el riesgo que supone para su integridad física las labores de vigilancia en la recolección de setas en la Comunidad, donde ejercen como policía medioambiental aunque sin medios de defensa.

A través de un comunicado, APAMCYL se ha referido en concreto al caso de inseguridad que se ha producido en Zamora a raíz de los aprovechamientos de setas en determinadas comarcas de la provincia. La asociación ha recordado que "otros años ha sido la provincia de Soria la que se ha llevado las portadas en medios de comunicación en cuanto a la afluencia de recolectores foráneos en busca de un producto cuyo valor de mercado les proporciona un jornal".

Este año "la escasez de producción en esta provincia trasladó el problema durante la última quincena de noviembre a la provincia de Zamora, donde, en torno a 150-180 personas originarias de países del este han estado recolectando en las comarcas de Aliste y Villardeciervos", entre otras

Ante esta problemática, "detectada prácticamente de un día para otro, y ante las quejas de determinados alcaldes; desde la Delegación de Zamora se instó al servicio de Medio Ambiente a que se "vigilen las setas"". Los agentes medioambientales de esas comarcas, según la asociación, tuvieron que responder a esta encomienda "sin ningún tipo de protocolo de actuación, formación, ni medios de defensa, saliendo 2-3 patrullas de forma individual, sin ninguna, programación, coordinación y al margen de toda organización, poniendo en riesgo su integridad física".

La asociación ha recordado que desde 2013, la Junta, a instancias de la intervención de armas y explosivos de la Guardia Civil, ha retirado progresivamente las pocas armas cortas de defensa en todas las provincias de la región, con las que contaba este colectivo de funcionarios, "agentes de la autoridad, que fueron transferidos desde el Estado como Cuerpo Armado, herederos del Cuerpo de Guardería Forestal del Estado".

Se trata de intervenciones, las de los agentes medioambientales, que "los propios agentes de la Guardia Civil han calificado de peligrosas, donde en ocasiones se han detenido a individuos con antecedentes penales o buscados por Interpol", según las fuentes. Por ello, desde APAMCYL han pedido al consejero de Medio Ambiente que reflexione sobre la problemática de este y otro tipo de servicios donde los agentes medioambientales de su Consejería "se enfrentan a ciudadanos armados con la única defensa de la palabra, un bolígrafo y una libreta".

En esa línea, han pedido "reconocimiento institucional, plan de formación en seguridad, medios de defensa activa y pasiva y protocolos de actuación", y no admiten que se les plantee que si tienen algún problema llamen a la Guardia Civil, dados "los tiempos de respuesta y la celeridad que se necesita cuando algo se complica"

Etiquetas
Comentarios