Afición

Afición

Javier Rodríguez: "Un resultado desorbitado no aporta nada a nadie"

El Observatorio del Deporte Base de la Universidad de San Jorge ha puesto el foco en las categorías formativas y en los marcadores abultados a través del proyecto 'Ganar sí, pero no así'.

Javier Rodríguez, en su despacho.

El Observatorio del Deporte Base de la Universidad San Jorge ha puesto el foco en el deporte de cantera, sobre todo en aquellos resultados de partidos que pueden llegar a ser humillantes. El fin no es otro que el de buscar soluciones para prevenir esas situaciones. ¿Qué es el proyecto 'Ganar sí, pero no así'?

En el marco del Observatorio del Deporte Base de la Universidad San Jorge se trata de hacer un estudio para ver la opinión de los diferentes actores (entrenadores, psicólogos, padres...) sobre si debe admitirse en el deporte base los resultados desorbitados o si se debe establecer algún límite y dónde.

¿Qué conclusiones han podido sacar a bote pronto?

Se extraen dos tipos de opiniones: están los que piensan que es algo que forma parte de la competición y que, si es puntual, no tiene importancia. En caso de que sea algo reiterativo y que afecte a un determinado equipo, lo que se plantea es si se debe inscribir a ese equipo en esa competición. El otro planteamiento, más mayoritario, se centra en pensar que los partidos en los que se dan resultados exagerados son contraproducentes porque no ayudan ni al que gana ni al que pierde, que puede verse obligado a retirarse o incluso a dejar de practicar ese deporte.

¿Qué opina usted?

Yo creo que un marcador abultado pero ya desorbitado debe generar una reacción: que se cierre el partido y se pueda acabar en unas condiciones que no sean la sucesión de goles o canastas. Si es una paliza puntual, no pasada nada, pero que vayan 7-0 a los cinco minutos o que un partido de baloncesto acabe 50-0... Eso no aporta nada a nadie.

¿Les ha dado tiempo a valorar posibles soluciones?

El Gobierno de Aragón, por ejemplo, ya establece un sistema en los Juegos Escolares que no solo puntúa lo que pasa en el campo, sino también las actitudes u otras situaciones que van más allá del resultado. Otras propuestas pasan por que se prescinda del marcador cuando se determine que hay mucha diferencia o que se incorporen más jugadores a un equipo que pierde. En fútbol 7 u 8, por ejemplo, se podría establecer que cuando el rival inferior saque de puerta, el contrincante espere en su propio campo.

¿Por qué nace un proyecto de estas características?

Surge después de ver que se producen resultados en el deporte de base y de cantera que no ayudan a la formación. La idea es intentar captar las necesidades y problemáticas que se suscitan en este mundo y ver qué opiniones existen entre los especialistas: los entrenadores, los psicólogos deportivos... La idea es que fuera el primer proyecto en ejecución del Observatorio para las diez personas que formamos parte de él y que esperamos que se amplíe en el futuro.

¿Cómo recopilan la información?

Existe un formulario disponible para que todo el mundo pueda aportar soluciones a través de la web www.observatoriouniversitario-deportebase.es. Es una especie de tormenta de ideas.

Etiquetas