Despliega el menú
Afición

Afición

¡Que siga la racha!

El 2018 no ha hecho otra cosa sino mejorar y engrandecer el trabajo de Real Zaragoza y El Olivar. Estamos ante un año que habría que calificar como histórico, al que solo falta ponerle la rúbrica, y eso tratarán de hacer en el último tramo, las diez jornadas definitivas que restan para concluir la División de Honor Juvenil 2017-18. Ambos se desplazan este fin de semana fuera de Zaragoza para buscar seguir con sus respectivas inmaculadas rachas, ante rivales cualificados para poder complicarles la tarde. El Real Zaragoza jugará este sábado en casa del Nástic de Tarragona (16.00) y El Olivar lo hará media hora después en el campo del Cornellá (16.30).

El salto de calidad que ha pegado el juvenil zaragocista en las últimas jornadas es descomunal. Seis victorias de seis posibles, con diez goles a favor anotados y solo uno recibido, que además lo fue en el tiempo de descuento del partido ante el Girona. Sus rivales no están pudiendo aguantar el ritmo de los de Javier Garcés, y como si de una carrera ciclista se tratase, de momento Mallorca y Girona se han quedado algo descolgados.

Veremos si la racha continúa en el desplazamiento a Tarragona. Los tarraconenses tienen prácticamente la temporada hecha, pues ni tienen opciones de llegar arriba, y apenas si les falta una victoria más para confirmar un año más su presencia en la categoría. Año de más a menos el que han protagonizado, con flojos números en su campo, algo que podría ser aprovechado por los blanquillos, para consolidarse en la segunda posición.

Partido de altos vuelos en Cornellá

Cita de equipos en forma en Cornellá. Allí irá El Olivar para jugar ante el conjunto del Llobregat. Quintos los maños, con 37 puntos, y séptimos los catalanes, con 31, ninguno de los dos sabe lo que es perder en lo que llevamos de nuevo año. Buscarán un resultado positivo los de Rafa Gracia, que les acerque más si cabe al sueño de terminar entre los cinco o seis primeros. Dentro del nivel de complicados desplazamientos que les quedan, éste no le andará a la zaga, pues se trata de un rival que viene de hacer cuatro puntos en los dos partidos que tenía fuera de su casa, incluyendo un empate ante el líder, el FC Barcelona.

La tranquilidad que dan siempre los olivareros es que ellos afrontan los partidos igual, sin importar quien sea el rival que tengan enfrente, por lo que no les hará falta recalcar la dificultad que esta vez presenta quien tendrán enfrente, en un reto de gran altura, en el que irán a por su séptima semana consecutiva, sumando al menos un punto.

Etiquetas