Fútbol Regional
Suscríbete por 1€

Afición

El CD Romareda se proclama campeón del II Torneo Zaragocista

Doce equipos de fútbol sala se dieron cita en la mañana del sábado. Todos ellos tenían un sello común; su fidelidad al escudo del Real Zaragoza.

El CD Romareda, capitaneado por Carlos Visiedo, jugador en las categorías inferiores zaragocistas y campeón en Brunete junto a Ander Herrera, se proclamó campeón del II Torneo Zaragocista.

Doce equipos se dieron cita en la mañana del sábado, 30 de diciembre. Todos ellos tenían un sello común. Su fidelidad al escudo del Real Zaragoza.

En el primer grupo, el a posteriori campeón fue el que pasó a semifinales tras dejar por el camino a Zagales, Leyales y a la Peña Zaragocista Manuel Torres, en cuyas filas estaba Alejandro Gil Torres, nieto del jugador zaragocista. Con seis puntos llegaron estos últimos empatados con el Romareda, pero los colegiales lograron vencer y apearon a la Peña Zaragocista Manuel Torres de pasar a la siguiente ronda.

Dos miembros del segundo grupo pasaron a las semifinales. El Ligallo, con pleno de victorias, pasó como primero de grupo, mientras que la Peña Zaragocista La Convivencia, lo hizo como mejor segundo de todos los grupos. El Bayern y el Borussia quedaron eliminados en primera ronda.

En el tercer grupo se encontraba el finalista. Gamberros, también con pleno de victorias, eliminaron a la Peña Zaragocista Valdecanal, a Pombo Team y a Golfos.

La primera semifinal la disputaron CD Romareda y Ligallo. Los colegiales, que también contaban en sus filas con Jorge Ayneto, hijo de Mariano Ayneto, exjugador blanquillo, remontaron el tanto inicial de su rival. Tres goles consecutivos establecieron el 3-1 definitivo que les dio el pase a la final.

En la segunda semifinal, Gamberros venció por 2-0 a la Peña Zaragocista La Convivencia tras un final de duelo muy apretado, consiguiendo el pase a la final.

Antes de la final, fue la PZ La Convivencia la que consiguió el tercer puesto tras superar al Ligallo.

CD Romareda venció en una igualadísima final que se decidió en los penaltis, con Alejandro Gebruers como gran protagonista, ya que detuvo la primera pena máxima y marcó una de las que dieron el título a su equipo. Durante el tiempo reglamentario, Gamberros se adelantó a falta de siete minutos, pero en la siguiente jugada, Romareda igualó el marcador para establecer el 1-1.

Los premios individuales recayeron en Alejandro Gebruers (CD Romareda), como mejor portero y en Manuel Rodríguez (Gamberros), como máximo goleador, con cuatro dianas.

Etiquetas