Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

El Real Zaragoza busca romper el gafe a domicilio

El conjunto blanquillo visita al Cornellá en la tarde del sábado (16.30) y El Olivar recibirá en la matinal del domingo al San Francisco (11.00).

Retoma la División de Honor Juvenil su habitual ritmo de una jornada por semana, después de unos días de locura competitiva, que se saldaron con una nota realmente buena, con El Olivar logrando siete puntos y el Real Zaragoza seis, sobre nueve posibles. Después de años con varios sinsabores, en esta ocasión son muchas las sensaciones positivas que nos están dejando nuestros equipos.

Sensaciones buenas que intentarán repetir a lo largo del fin de semana. El primero en buscarlas será el Real Zaragoza (sábado, 16.30), que en su quinto desplazamiento, intentará romper el gafe que parece tener en los partidos lejos de casa, y lograr sus primeros tres puntos fuera de la Ciudad Deportiva. Mirando la clasificación, indica un encuentro que puede ser de igual a igual ante el Cornellá. Idéntico bagaje tanto de puntos, once, y de encuentros ganados, empatados y perdidos para ambos. Los catalanes se están mostrando hasta el momento algo parcos tanto a la hora de anotar como de recibir. Salvo la victoria 2-0 ante la Damm, todos los choques ganados o perdidos, fueron por la mínima, por lo que parecen un hueso duro de pelar. Los zaragocistas tratarán de aprovechar su buen momento goleador para encarrilar dos victorias consecutivas, algo que se les está resistiendo hasta el momento.

Comentaba el entrenador de El Olivar, Rafael Gracia, en una entrevista concedida entre semana a Afición, que el del domingo (11.00) es el partido más importante de la temporada. Razón no le falta. El encuentro ante el San Francisco no tendrá los focos mediáticos del pasado domingo ante el FC Barcelona, pero los puntos en juego valdrán igual ante los culés que ante los insulares. Un nuevo triunfo colocaría a los olivareros ni más ni menos que con 20 puntazos, con un objetivo, el de la salvación, que estaría rozándose con la yema de los dedos.

Dos partes de liga opuestas son las que lleva vividas el San Francisco. Un primer bloque de cuatro partidos con el que abrieron el campeonato muy malo, donde solo sumaron un punto. Llegó la reacción y a ahora atraviesan por un momento dulce, que les hará venir a Zaragoza con cuatro semanas consecutivas puntuando. Rival peligroso a domicilio, que ha sumado en tres de sus cuatro actuaciones como visitante.

Si El Olivar sigue la línea mostrada hasta el momento, y el chip sigue siendo el mismo, a pesar de jugar ante un rival con menos nombre que el juvenil azulgrana, seguro que los tres puntos se quedan otra vez en Zaragoza

Etiquetas