Despliega el menú
Afición

Afición

Cambios con efecto retardado

En dos de los tres conjuntos en los que ha habido cambios en el banquillo durante la primera vuelta, los resultados han comenzado a llegar en las últimas jornadas. El Sariñena y el Ejea encadenan tres victorias y un empate en sus últimos cuatro compromisos, mientras que el Andorra sigue siendo el colista.

Néstor Pérez, Óscar Laguna y Fernando Campillo.
Néstor Pérez, Óscar Laguna y Fernando Campillo.

El cambio de entrenador suele ser un golpe de efecto para cambiar la dinámica del equipo. Una herramienta en la que la directiva fija sus esperanzas de reacción. A lo largo de la primera vuelta en la Tercera División se han producido tres ceses en los banquillos, la variación en lo numérico para los tres equipos afectados a penas es perceptible. Sin embargo, como un vino de maduración lenta, en dos de ellos el viento ha comenzado a cambiar de dirección en las últimas semanas. Mientras que el Sariñena y el Ejea encadenan tres victorias y un empate en las cuatro jornadas previas al parón navideño, el Andorra está aún más sumido en el último puesto de la tabla.

Óscar Laguna, de ayudante a primer entrenador

Cronológicamente, el primer movimiento en un banquillo fue el de El Carmen. Tras solo siete jornadas, Quique García, que se había incorporado a la entidad monegrina desde el Almudévar como un entrenador de éxito que tomaba las riendas de un proyecto ambicioso con varios fichajes de fuera de Aragón, fue destituido cuando el equipo marchaba 16º con cinco puntos. El curso arrancó con una victoria y dos empates, pero después llegaron cuatro derrotas consecutivas en la que el 3-1 con el Ejea actuó de detonante. Su sustituto fue Óscar Laguna, sariñenense y hasta ese momento su ayudante.

Las doce jornadas siguientes no han sido fáciles con muchas semanas con el equipo metido dentro de los puestos de descenso. El primer triunfo con el nuevo responsable tardó cinco partidos en producirse y por el camino hasta el momento actual, cuando el Sariñena ha asomado la cabeza mínimamente fuera de la zona de los cuatro últimos, es 16º empatado con el 17º, ha habido que tomar decisiones como la salida de cinco jugadores. Si con García la media era de 0,71 puntos por partido, con Laguna ahora es de 1,25.

Néstor Pérez regresa a los banquillos

Después de que tras tres temporadas al frente del CD Teruel, Néstor Pérez hubiese dejado de entrenar en Tercera División, el técnico volvió a la primera línea a finales de octubre para ocupar la vacante producida en el Ejea tras el cese de Loreto. El sevillano, que cumplía su segunda temporada consecutiva en su segunda etapa en el conjunto de las Cinco Villas, tuvo que hacer las maletas tras diez partidos en los que había firmado cinco victorias, dos empates y tres derrotas. El conjunto marchaba séptimo a dos puntos del 'play off'.

La destitución llegó a raíz del doloroso 4-0 que padeció en su visita al Tarazona, la mayor goleada en contra del Ejea desde un 0-4 a manos del Atlético Calatayud en 2005. En las nueve jornadas siguientes, Pérez presenta una hoja de servicios con cuatro triunfos, dos empates y tres derrotas. El equipo es ahora sexto a un puntos de la promoción de ascenso, aunque eso sí, doce de los 14 puntos acumulados han llegado en los últimos cuatro compromisos.

Con Campillo tampoco llegan los puntos

El Andorra es un club poco dado a los cambios de entrenador con la campaña en marcha. De hecho, hasta el de Fernando Campillo por David Lázaro en quince años solo se había producido la marcha de Pascual Sanz en la 2011-12, cuando el equipo militaba en Segunda B. En el Endeiza, conscientes de que la plantilla había sido construida de manera apresurada en las últimas semanas de la pretemporada, trataron de aguardar antes de mover ficha, pero finalmente la paciencia se acabó en la jornada once tras un 3-0 con el Utebo que dejó a los colistas, 20º a ocho puntos de la salvación y con solo dos empates.

Con Campillo, la recolección de puntos ha mejorado, cinco, con un triunfo y dos igualadas, en ocho duelos. Sin embargo el resto de sus rivales también han mejorado su rendimiento. De este modo, el Andorra sigue último y llega al parón de Navidad a 13 puntos de mantener la categoría.

Etiquetas