Despliega el menú
Afición

Afición

El Tarazona sale airoso de Sabiñánigo

Los de David Navarro consiguen tres valiosos puntos en un duelo de altas cotas.

Sabiñánigo: Pablo Sanz, Richi, Roldán, Echevarría, Fran Lardiés, Ainoza, Ángel Luis, Joaquín (Borja Briz, 62), Paúles, Zamora (Juan Pérez, 76) y Sergio Sánchez.

Tarazona: Monsalvo, Antonio (Escuder, 15) (Dani García, 80), Mallada (Lumbreras, 32), Oli, Molinos, Carlos Javier, Martínez, Jorge Sánchez, Hamza, Rubén y Pablo Moreno.

Goles: 1-0, min. 19: Ángel Luis. 1-1, min. 20: Pablo Moreno. 1-2, min. 83: Jorge Sánchez.

Árbitro: Monterrubio Torres. Amonestó a Ángel Luis, borja Briz, Paúles; Dani García y Carlos Javier.

El Joaquín Ascaso vivió ayer uno de los choques más interesantes en lo que va de liga y que enfrentó a dos candidatos a estar en la zona más alta de la tabla por el fútbol que están ofreciendo.

El Sabiñánigo, que fue mejor en varias fases del choque, acabó lamentando su falta de acierto en los metros finales y terminó cediendo los puntos de un partido en el que mereció, al menos, puntuar ante un Tarazona rocoso, efectivo y con buen fútbol que supo aprovechar mejor sus ocasiones.

Tras un buen arranque del cuadro de Dani Aso, Ángel Luis inauguró el marcador con un gol de córner directo, pero poco le duró la alegría a los oscenses, pues tan solo un minuto después, en la siguiente jugada tras el gol local, Pablo Moreno arrancó en una acción individual desde la banda y con un zapatazo desde 30 metros puso el balón en la escuadra para establecer el empate. El disparo, que se coló con una espectacular parábola, fue imposible de detener para Pablo Sanz.

El partido siguió igualado con el 1-1, con los dos queriendo el balón y mayor dominio del Sábiñánigo. Y ya en la segunda mitad, con los locales llegando más, Chema Zamora estuvo a punto de marcar en una acción que la zaga visitante sacó bajo palos. Poco después Monsalvo evitó el segundo local con una buena parada a Sergio Sánchez. Y cuando el gol oscense parecía estar a punto de llegar, el Tarazona logró el 1-2 con un gol de falta directa de Jorge Sánchez que sentenció al Sabiñánigo. El cansancio y el poco tiempo para la reacción impidieron que el marcador se volviera a mover de ahí al final

Etiquetas