Despliega el menú
Afición

Afición

Juventud y Real Zaragoza visitan las Baleares en busca de puntos

Palma de Mallorca será el escenario alrededor del que gire el fin de semana de los representantes aragoneses en División de Honor Juvenil.

Palma de Mallorca será el escenario alrededor del que gire el fin de semana de los representantes aragoneses en División de Honor Juvenil. Ni que decir tiene la complejidad que siempre resulta ganar a domicilio, y especialmente en las Baleares.

Mucho hay en juego para el Santo Domingo Juventud este sábado (18.30). Todavía es pronto para hablar de partidos a vida o muerte, pero los puntos en liza ante el Atlético Baleares tienen un valor fuera de lo común. Farolillo rojo el equipo palmesano y antepenúltimos los de Toño Blasco, ambos deben buscar con urgencia puntos que le acerquen a una salvación que ahora mismo está a cinco puntos de distancia del Santo Domingo Juventud, una diferencia que hay que empezar a recortar tan pronto como sea posible. Toca saber con qué cara de las diversas que han presentado los naranjas esta campaña, saltarán esta vez al terreno de juego de Son Malferit. Desde luego que si aparece la mostrada hace una semana ante el Espanyol, las posibilidades de volver a la península con algo positivo, crecerán a pasos agigantados. Tras el estreno del "Paquete" Higuera como entrenador de los blanquiazules, en la que fue su casa, la Ciudad Deportiva, ahora le toca debutar ante su afición. Mucha necesidad en el Baleares porque en caso de no puntuar, el panorama se volvería francamente complicado. De esa circunstancia, debería empezar a fraguarse el éxito del Juventud esta vez.

Con menos urgencias, aunque igualmente ilusionados con volver con algo positivo, y por qué no, sumar su primera victoria a domicilio, el Real Zaragoza se medirá el domingo (11.00) al San Francisco, uno de los clubes clásicos del fútbol de cantera de Palma de Mallorca. La visita de los de Javier Garcés, quizá no llegue en el momento más oportuno, pues su contrincante se encuentra en un momento de lo más dulce, y casi habría que decir que hasta imparable, especialmente en el apartado defensivo, donde son una roca, con unos números que asustan: un gol encajado en las últimas ocho jornadas. A eso, hay que añadir que vienen de sumar once de los quince últimos puntos en juego, consiguiendo darle la vuelta completamente a un inicio que había sido no del todo favorable. Por lo tanto, mucho y bien tendrán que hilar los zaragocistas, y seguir adelante con ese fútbol ofensivo y muy agradable de ver para el espectador, para poder tumbar a un enemigo tan rocoso.

Etiquetas