Despliega el menú
Afición

Afición

El fútbol femenino se lanza al ataque

Durante los últimos diez años la liga Territorial aragonesa ha pasado de cinco a 21 equipos. En Aragón hay registradas en la actualidad más de 650 chicas jugando en diferentes categorías.

Reportaje sobre el Fútbol Femenino en Afición
Reportaje sobre el Fútbol Femenino en Afición

Tras recoger el balón escorada a la banda y en su propio campo, levantó la mirada, fijó la vista en la portería contraria y, después de recorrer más de 50 metros y de sortear hasta a seis rivales, batió a la portera rival con un sutil toque con el interior de su pie derecho. El gol de la aragonesa Bárbara Latorre con la zamarra del FC Barcelona dio la vuelta al mundo hace unas semanas. "Empieza siendo como el de Leo –Messi– contra el Getafe y acaba como el de Ronaldo ante el Compostela", así describía después la jugada Gerard Pique en una red social. La repercusión que adquirió esa acción de la futbolista de Fabara ejemplifica el crecimiento que atraviesa un deporte en su versión femenina que hace tiempo que dejó de ser cosa de hombres. Aragón no es ajena a ese impulso y su desarrollo también se ha visto reflejado en los últimos años.

En la actual temporada nuestra Comunidad cuenta con alrededor de 650 licencias y 29 escuadras femeninas. Con un equipo en la Primera División y otro en Segunda División –las dos categorías nacionales–, la mayoría de las futbolistas compiten en la liga Territorial, donde participan 21 equipos, algo impensable hace una década cuando solo había cinco conjuntos inscritos. Dos combinados infantiles, tres alevines y uno benjamín completan la relación de formaciones compuestas de forma íntegra por chicas, aunque todos estos compiten en ligas con rivales masculinos.

El Zaragoza CFF es el máximo exponente. No solo por ser el único club aragonés asentado en la máxima categoría nacional desde hace más de diez años, sino por el esfuerzo dedicado a la promoción desde la base que le ha llevado a tener nueve equipos federados y alrededor de 150 futbolistas de todas las edades. Una parte de esa nómina de jugadoras se concentra en los conjuntos alevines, que este verano pasaron de uno a tres, lo que se tradujo en que hace unos días se produjera un hecho inédito en Aragón: dos rivales femeninos de esa franja de edad, el Zaragoza B y el Zaragoza C, se enfrentaron por primera vez en un partido oficial de liga.

La familia Alcaine apostó fuerte por el proyecto desde su ingreso en la entidad deportiva y su intención ahora es llevar esta apuesta un poco más allá en los próximos años. "Queremos fomentar la creación de equipos femeninos en las estructuras de los clubes aragoneses. El objetivo a medio o largo plazo es conseguir que en Aragón haya ligas exclusivas para chicas en benjamín, alevín e infantil, y queremos estudiar cómo lograrlo con la Federación Aragonesa de Fútbol", explica el vicepresidente Rubén Alcaine.

El Olivar, el Peñas Oscenses, el Delicias, el Ejea o el Santa Isabel, entre otros, ya tomaron esa dirección y, según prevé el directivo del Zaragoza, pronto se unirán más: "A nivel social, los clubes se van a dar cuenta de que existe una demanda de niñas que quieren jugar a fútbol".

En esa misma línea se expresa Antonio Domingo, entrenador del Peñas Oscenses A, líder del grupo II en la Territorial y uno de los principales aspirantes al ascenso a la categoría de plata, de donde descendió la pasada campaña: "Los clubes están dando un paso adelante porque ven que el fútbol femenino está despuntando en España y, si animamos a jugar a las niñas desde pequeñitas, podemos progresar bastante. Tenemos mucho margen de mejora en ese sentido".

Una liga desigual

El crecimiento en el número de licencias en Territorial ha contribuido a que el abanico de aspirantes a ocupar las primeras plazas se haya abierto, pero también ha generado desigualdad en la competición dividida por dos grupos. A día de hoy, la segunda fase, la que disputan los seis mejores que optan al ascenso a Segunda, parece ser un coto cerrado entre varios candidatos: Peñas Oscenses A, Peña Ferranca A, Santa Isabel, Zaragoza A, Ejea, Delicias o Amesa Puesta. El resto de rivales, salvo sorpresa, no parece tener hasta ahora el potencial suficiente.

Para solventar esta situación, José Luis Cornejo 'Corny', coordinador de la sección de fútbol femenino de El Olivar, opina que "sería bueno unificar criterios entre la Federación y todos los clubes sin excepción. Una posible solución quizá pasaría por crear dos categorías en lugar de una sola para tener ligas más competitivas". Domingo, del Peñas, apoya la propuesta: "Esa falta de competitividad en partidos que acaban por goleada hace que se note mucho la diferencia cuando asciendes a Segunda, por lo que crear una categoría intermedia permitiría dar el salto con más garantías".

Lo que no da pie a debate es que Aragón se ha convertido en cuna de jugadoras de primer orden nacional. Adriana Martín abrió una puerta en la selección española por la que han ido pasando y dejando huella Silvia Meseguer, María León o Bárbara Latorre, la misma que emuló a Messi y a Ronaldo en una obra de arte rubricada con gol. La cantera no se agota y el caudal todavía puede aumentar en los próximos años. Marta Cardona, Teresa Rey, Naima García o Nora Sánchez apuntan alto, síntoma de que la factoría de fútbol femenino aragonesa funciona a pleno rendimiento.

Etiquetas