Despliega el menú
Afición

Afición

Enorme dosis de moral para el Juventud ante el Espanyol

Los naranjas superan por ganas durante varias fases al conjunto catalán.

Fútbol - DH Juvenil - Juventud-Espanyol
Fútbol - DH Juvenil - Juventud-Espanyol

Santo Domingo Juventud: Marcos, Dani Martínez (Aladrén, 13), Carlos, Marín (Jorge Pérez, 66), Palacios, Israel, Aso, Sofi (Asensio, 56), Beguer (Roma, 79), Uche, Moha.

Espanyol: Adrián, Dani Reina, Pedrosa, Santiago, Gaixas, Saúl, Víctor, Martí Soler, Gilbert, Iván Gil (Brossa, 77), Fode (Jordan, 64).

Goles: 0-1, min. 31: Fode. 1-1, min. 71: Aso.

Árbitro: David Ruiz Esquinas. Mostro tarjetas amarillas a Marín, Israel, Roma y expulsó por doble amonestación a Asensio. Por el Espanyol vieron tarjeta Víctor, Gilbert e Iván Gil.

Levanta la cabeza y el ánimo el Juventud. Llegó la reacción que se exigía desde que finalizó la pesadilla de siete días atrás, y gracias a ella, se arañó un más que interesante empate ante el Espanyol, que debe servir de nuevo como punto de arranque en la pelea por la salvación. Incluso por lo visto en algunos minutos de la segunda mitad, casi pueda saber a poco, a pesar de la entidad del rival.

El partido lo supo leer y dirigir perfectamente el Juventud al terreno que más le interesaba, al de la lucha, a bregar y fajarse e impedir que saliera a relucir la calidad perica. Así, el balance general deja un número muy limitado de oportunidades de gol.

Preocupante comienzo con una fea lesión de Dani Martínez, al quedar la rodilla clavada en un movimiento. Desear que quede en nada, o en lo menos posible en una imagen de las que no gusta nada ver en un terreno de juego. Tras media hora en las que apenas si pasó nada, los blanquiazules se adelantaban en la primera ocasión de peligro. Un balón a la espalda defensiva que Fode, solo ante Marcos, supera de disparo cruzado.

El Juventud lo da todo en la segunda mitad

Salieron muy mentalizados los de Toño Blasco tras el descanso, y con ganas y corazón, lograron igualar y por momento superar a un rival atemorizado. Beguer y Uche lo intentaban, pero se encontraron con un acertado Adrián. Se mascaba el empate en el ambiente, y este llegó para hacer justicia, en una falta botada por Israel y en la que Aso, de cabeza y adelantándose a la defensa, la pone donde era imposible que llegase el meta.

No se conformaban los locales, que querían más, aunque tuvieron que detener su ímpetu, por la expulsión por doble amarilla de Raúl Asensio. Aún estando en inferioridad los diez últimos minutos más el descuento, lograron detener sin ningún tipo de problemas el empuje final de su rival.

Etiquetas