Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

La zona atasca al Simply Olivar ante el Santfeliunc (73-79)

El conjunto visitante maniató a los locales tras su buen inicio. A menos de un minuto, el filial del Tecnyconta se acercó a un punto.

Simply Olivar: Fernández (5), Pursl (23), Mendikote (8), Alocén (4) y Bernacer (6), -cinco inicial-, Lobaco (7), Albaladejo, Krejci (2), Hidalgo (16), Urdiain y Alcalá.

Santfeliuenc: Martín (5), Balboa (4), Komakech (24), Molina (12) y Diop (13), -cinco inicial-, Lliteras (6), Farfán de los Godos (8), Simón y Kinoshita (7).

Parciales: 27-18, 13-25, 19-24 y 14-12.

Árbitros: Martínez y Benavente.

De nuevo, el Simply Olivar murió en la orilla. Tras un encuentro en el que se vio muchos minutos por debajo en el marcador, el filial del Tecnyconta logró acercarse a uno a falta de menos de un minuto, pero no pudo rematar la remontada y acabó sumando una nueva derrota contra probablemente el mejor rival con el que se ha cruzado en lo que va de temporada.

El joven conjunto dirigido por Carlos Iglesias, en el que uno de sus principales jugadores en este inicio de competición, el cadete Jaime Pradilla, causó baja, arrancó con un ritmo de juego muy alto apoyado en un gran Simon Pursl. Sin embargo, el checo, que acabaría con 23 puntos y 23 de valoración en otros tantos minutos, se cargó de faltas y tuvo que sentarse en el banquillo. El Santfeliuenc, un conjunto un tanto exótico con un senegalés, Diop, un japonés, Kinoshita, y un canadiense Komakech, plantó una zona 2-3 que acabó siendo de lenta digestión para los locales. Al descanso el resultado ya reflejaba el cambio de tendencia (40-43).

En el tercer cuarto, los de verde, a pesar de que Hidalgo se situaba como un faro en ataque, se mostraron irregulares. Su desventaja se amplió hasta entrar en los últimos diez minutos con un 59-67. En ellos, Pursl volvió a cobrar protagonismo y con el trabajo de todo el equipo se logró llegar con opciones al final. Sin embargo, la moneda salió cruz.

Más rebotes y tiros

El Simply Olivar capturó más rebotes que los catalanes (47 por 29) y realizó más tiros de campo (74 por 66). Sin embargo, perdió 23 balones, todo un lastre. Además, en el partido apareció un visitante inesperado, Komakech. El interior, que hasta ahora estaba realizando una campaña discreta, sumó 24 puntos, capturó 13 rebotes y valoró un 37. En los locales, al margen de Hidalgo y Pursl, ambos con 23, ninguno más pudo valorar más de diez. Mendikote y Alocén, ambos con ocho, se acercaron.

Esta semana, los zaragozanos visitarán al Sant Nicolau Sabadell.

Etiquetas