Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

La fortaleza mental vale el segundo triunfo para el Azulejos Moncayo (70-63)

Las zaragozanas protagonizaron una gran actuación coral para dar la sorpresa contra el Estudiantes.

Azulejos Moncayo Antiguo Boscos: Camino (14), Bollullo (3), Lacort (13), Hernando (10) y Vicente (10), -cinco inicial-, Uregl, Simón, Bandrés (2), Cobos (5) y Vilella (13).

Movistar Estudiantes: López, Rubene (8), González (9), San Román (14) y Torcal (2), -cinco inicial-, Quirante (12), Rodríguez (9), San Andrés (3), Prats (5), San Bartolomé (1).

Parciales: 20-15, 21-12, 11-21 y 18-15.

Árbitros: Terreros y Lucas. Eliminadas las visitantes Rodríguez y González.

Una victoria que vale su peso en oro. El Azulejos Moncayo Antiguo Boscos protagonizó una de las sorpresas de la jornada en la Liga Femenina 2 al imponerse al Movistar Estudiantes, uno de los favoritos a entrar en la fase de ascenso, en lo que supone su segundo triunfo de la temporada en tan solo tres jornadas. En el ejercicio pasado ese fue el número de choques ganados en toda la primera vuelta.

El éxito de las zaragozanas se sustentó en su dureza mental y en la fortaleza física. Debido al aplazamiento del encuentro contra el Alcobendas, para preparar el choque dispusieron de dos semanas en las que el trabajo se centró en esta última parcela de tal forma que acabó saliendo a relucir. El conjunto de Javier Aladrén protagonizó un buen arranque, llegó a tener una ventaja de 18 puntos que se esfumó en el tercer cuarto y aún así fue capaz de levantarse de nuevo para llevar a la lona a las madrileñas.

Tras un intercambio de canastas en una salida en la que las locales se mostraron muy concentradas, se produjo un primer despegue en el marcador hasta los 11 puntos de ventaja, que al final del primer cuarto se quedaron en cinco (20-15). En el segundo periodo, con el equipo apoyado en su defensa, llegó la máxima de 18 puntos en el minuto 18. ElEstudiantes apretó para recortar antes del descanso y dos minutos después el tanteo era 41-27.

El regreso tras el paso por los vestuarios sentó mal al Azulejos Moncayo que pagó la relajación. Un parcial de 0-11 llevó el duelo a un 45-46. El susto duró poco y en la jugada siguiente, con una canasta de garra, Camino volvió a adelantar a las locales entrando en los últimos diez minutos 52-48. En ellos, Vicente amplió primero el colchón con sus puertas atrás y después Lacort hizo daño con el bloqueo directo para llegar al final con un mínimo de tranquilidad.

"Es un triunfo muy importante, pero debemos pensar ya en nuestro siguiente partido para seguir trabajando por la permanencia", señaló Aladrén.

Etiquetas