Despliega el menú
Afición

Afición

Un gol en el primer minuto fue suficiente para el Épila

El equipo de Remiro desactiva las alarmas ganando un partido vital ante el Belchite 97.

El Épila ganó un partido fundamental en La Huerta mostrando de nuevo a sus aficionados la actitud que le caracteriza de fuerza física y coraje hasta el final del encuentro. El equipo de Juan Carlos Remiro sumó tres puntos muy importantes ante un rival directo, a priori, en la lucha por la permanencia.

El técnico epilense echó mano de una de las máximas del fútbol: la mejor defensa es buen ataque. En un día en el que se vio obligado a armar una retaguardia de circunstancia por las bajas de sus centrales habituales, el equipo local salvó la papeleta sin encajar ningún gol.

En la primera parte el Épila salió a por el partido desde el primer momento. Fruto de ello, antes de cumplirse el primer minuto, el cuadro zaragozano marcó el único tanto del partido por medio de Eduardo Vicente, tras recibir una excelente asistencia de Dani Alonso.

Fabre, infranqueable

El Belchite 97 tuvo sus oportunidades de empatar, sobre todo en jugadas a balón parado que no fructificaron gracias a la extraordinaria actuación de Fabre, que detuvo un penalti en el minuto 38.

Si bien el Épila pudo aumentar el marcador en dos ocasiones, primero, materializando un gol que fue anulado por fuera de juego y, después, con un tiro que repelió el larguero cuando Cañón estaba batido, al descanso se llegó con el 1-0.

Mucha incertidumbre

En la segunda el parte el encuentro comenzó sin dueño y terminó rompiéndose y entrando con el paso de los minutos. La situación de incertidumbre por lo ajustado del resultado parecía encorsetar a los dos rivales y cualquiera de los dos equipos pudo haber marcado en este periodo.

Al final, el Épila tiró de garra y de compromiso para aguantar la mínima ventaja ante las continuas embestidas del Belchite.

De esta forma, el Épila obtuvo una victoria balsámica ante su fiel afición tras el traspié ante el Tamarite en la jornada anterior, y consiguió así devolver la alegría a sus aficionados.

Etiquetas