Despliega el menú
Afición

Afición

Azulejos Moncayo suma y sigue a una semana del inicio de liga

Las zaragozanas se impusieron en sus dos últimos partidos de pretemporada al Picken Claret y al Promete en la que será su cancha a lo largo de la temporada, la pista B del Siglo XXI.

Buenas sensaciones para terminar la pretemporada, aunque con alguna advertencia para no caer en la relajación.

El Azulejos Moncayo se impuso en los dos compromisos que afrontó el pasado fin de semana en la que será su cancha a lo largo del curso en la Liga Femenina 2, la pista B del Siglo XXI. Primero derrotó el sábado al Picken Claret por 58-45, un rival al que ya había superado la semana anterior en Valencia, y después tumbó el domingo al Campus Promete (63-59) para vengar la derrota que había sufrido en el primer amistoso de la temporada en Logroño.

En ambos encuentros las claves estuvieron en la defensa y la profundidad de banquillo que demostraron tener las jugadoras de Javier Aladrén, pero también la laguna fue la misma, la relajación en los instantes finales. "Entiendo que las jugadoras bajen la intensidad porque estamos en pretemporada y la carga de trabajo que llevan es importante, pero durante la liga esto no puede suceder", afirmó el técnico Javier Aladrén.

En el duelo contra las valencianas el marcador comenzó a abrirse a favor de las locales gracias a un parcial de 8-0 en el primer cuarto, que en el segundo fue apoyado por un periodo de seis minutos sin anotar del Picken Claret. Tras el descanso, la ventaja llegó hasta los 24 puntos, sin embargo, las visitantes lograron reducirla en los últimos diez minutos con un 7-17.

Frente al Campus Promete, filial del conjunto de Liga Femenina, fueron las riojanas las que estuvieron más entonadas de inicio y así se hicieron con el parcial del primer cuarto (13-20). De nuevo, el trabajo atrás dio sus frutos y el Azulejos Moncayo dejó sin anotar en juego a las visitantes en los segundos diez minutos para llegar al descanso 31-26. Ya en el cuarto periodo la ventaja llegó a los 16 puntos, pero a falta un minuto se quedó en uno.

Etiquetas