Despliega el menú
Afición

Afición

El Ebro, invicto y con la moral intacta tras las cinco primeras jornadas

El equipo de Larraz se mantiene arriba tras el empate en Badalona. En un encuentro en el que "el equipo estuvo bien en un choque de máxima dificultad" según el técnico arlequinado.

El CD Ebro encajó el gol del empate en el 86'
El CD Ebro encajó el gol del empate en el 86'

El Club Deportivo Ebro se marchó del campo de Montigalá este pasado sábado con un punto más en su casillero y, lo que es más importante, con la satisfacción de haber salvado la que a priori se presentaba como una de las visitas más complicadas de la liga.

El conjunto zaragozano continúa sin conocer la derrota, con la moral alta, y con el objetivo inicial que a este ritmo se conseguirá sin problemas. "Después de cinco jornadas continuamos invictos y tenemos once puntos. Esto es muy importante para nosotros, cuyo objetivo es mantener la categoría", destacó Emilio Larraz, en rueda de prensa tras acabar el encuentro.

El regusto del partido podría haber sido todavía mejor de no haber encajado el tanto de Marcel Serramitja en el minuto 86, que a la postre significó el empate definitivo. Larraz lamentó que después de ir por delante en el marcador durante la mayor parte del partido, una acción en el tramo final costase dos puntos a su equipo. "Fue una pena ya que teníamos la victoria casi en la mano", manifestó el preparador aragonés, que valoró el empate como "justo", sobre todo porque "el Badalona apretó mucho en el tramo final".

El Badalona, y sobre todo en su feudo, es un equipo de características similares al Ebro, al que hacerle un gol no es tarea fácil. De hecho, el Ebro fue el primer equipo en marcar en Montigalá esta temporada. El cuadro catalán se prevé que sea uno de los rivales que aspiren a acabar en la zona de 'play off' de ascenso a Segunda División al final de la temporada y por esa razón el mérito de los de Larraz adquiere más relieve, como bien comentó el técnico zaragozano: "Mis jugadores estuvieron bien en un encuentro de máxima dificultad y de gran nivel del rival".

El Ebro no levantó el pie del acelerador pese al gol de Víctor Bravo e incluso tuvo alguna oportunidad para haber sentenciado, como manifestó Larraz: "Quizás nos faltó un poco más de fuerza en algunas acciones para haber matado el partido al contragolpe".

No sentenció el Ebro, pero sí dejó muestras de su potencial. A estas alturas, el equipo es cuarto.

Etiquetas