Despliega el menú
Afición

Afición

Dos aragoneses, becados en el CARD de Madrid

Adrián del Río y Antonio Artal se encuentran desde el pasado lunes 12 de septiembre en el Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes. Mientras que para el primero es una nueva experiencia dentro de la élite de este arte marcial en España, para Artal es ya el segundo curso con los mejores.

Antonio Artal y Adrián del Río.
Antonio Artal y Adrián del Río.

Se conocen desde pequeños, comparten pasión, el taekwondo, club, el Seúl Taekwondo Academy, y ahora incluso habitación. Antonio Artal y Adrián del Río son los dos aragoneses becados en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CARD) de Madrid, todo un hito para este deporte en la Comunidad. Aunque Artal es un año menor, 16, cuenta como el veterano al ser éste su segundo curso entre algunos de los deportistas más destacados de España. "Con Carolina Marín tenemos muy buena relación", relata en referencia a la doble campeona del mundo de bádminton y medalla de oro en los recientes Juegos Olímpicos de Río. "Si Adrián tiene alguna duda le ayudo, pero de momento se maneja bastante bien", explica sobre su compañero, calificando su convivencia de "muy buena".

A ello ayuda que ambos ya estuvieron en el CARD a principios del verano colaborando en la preparación de las Olimpiadas a Jesús Tortosa y Eva Calvo. "Me sirvió para ir tomando contacto", expone del Río, campeón de España sub 21 y subcampeón absoluto, que está completando su primera semana del curso. Dentro del complejo del Consejo Superior de Deportes cuentan con la residencia Joaquín Blume, las instalaciones deportivas e incluso el instituto Ortega y Gasset. "Por la mañana vamos a clase hasta las 11.00, momento en el que paramos a entrenar. Después volvemos a estudiar de 15.30 a 18.00 y más tarde nos volvemos a ejercitar", relata su día a día del Río. "Los profesores nos suelen dar más facilidades de las que tendríamos en un centro normal y están muy encima de nosotros en cuestiones como si estamos cansados porque entrenamos cuatro horas al día", explica Artal, que empieza bachillerato y es consciente de que "habrá que esforzarse más".

Del Río se toma su presencia en Madrid como "toda una oportunidad". "Cuando me ofrecieron la beca, no me lo pensé mucho", reconoce. No en vano, en el CARD tan solo hay ocho taekwondistas, seis internos y dos externos, todos de más edad que los aragoneses. El año pasado Artal era el más joven de la residencia. Ahora, tras colgarse en 2016 el bronce en el Open de España y en el de Holanda, apunta hacia el Nacional júnior en octubre y al posterior Mundial. "Mi paso por el CARD está siendo más positivo de lo que esperaba", valora.

Competir en el exterior

Por su parte, del Río quiere "seguir siendo campeón de España" y mejorar sus resultados internacionales, una espina que tiene clavada. En su participación en el último Europeo cayó en la segunda ronda tras haber eliminado en la primera al defensor del título. "Una de las cuestiones por las que me decidí a venir a Madrid fue que aquí iba a tener más facilidades para salir a competir al extranjero que con mi club donde, por cuestiones económicas, es más difícil", expone.

Etiquetas