Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Cuatro emocionantes jornadas para lograr un sueño irrepetible

El ascenso a División de Honor Juvenil, categoría reina del fútbol base, entra en su fase decisiva. Restan por jugarse 12 puntos que otorgarán al que los consiga un privilegio único. Para muchos jugadores significará lo más cerca que estarán en su carrera del éxito futbolístico.

LN Juvenil. Cuatro últimas jornadas de los aspirantes al ascenso.
LN Juvenil. Cuatro últimas jornadas de los aspirantes al ascenso.

Doce puntos como máximo son los que restan por disputarse de una temporada intensa y emocionante que llega a su momento álgido con muchas cosas por decidir. Solo una plaza otorga el privilegio de jugar la temporada que viene en la máxima categoría del fútbol base nacional.

La División de Honor Juvenil supone para muchos jugadores el techo máximo que alcanzarán en su carrera deportiva, la primera categoría nacional del fútbol base es la liga del deporte formativo que más se asemeja a la Primera División; desplazamientos, concentraciones, entrenamientos casi diarios,... las sensaciones de los jóvenes que la disputan son casi las mismas que las vividas por los futbolistas de élite. Sin duda, es paso obligado para aquellos jugadores que dentro de unos años despuntarán en la liga española.

Por ello, el sueño de lograr el objetivo entra en su fase decisiva para cinco equipos aragoneses. Descartados el Real Zaragoza, que no puede ascender por ya tener un equipo en la categoría, y el Stadium Casablanca, arrastrado por el descenso del equipo A y que por decreto le envía directamente a Juvenil Preferente (polémica norma para algunos: ¿por qué tiene que pagar una generación de jugadores que se gana su derecho a ascender el fracaso de su predecesora?), Juventud, SD Huesca, Balsas Picarral, Valdefierro y EFB Calatayud son los que aún tienen opciones de lograr el deseado premio.

A estas cuatro jornadas que restan para el final de la temporada solo les falta un aliciente: enfrentamientos directos entre los implicados. Al estar descartado el equipo verderol para el ascenso, el partido ante el Balsas Picarral de la próxima jornada, aún siendo importante, no se puede considerar como 'finalísima' entre equipos aspirantes. Únicamente en el último fin de semana podría darse un duelo a 'cara de perro' entre el EFB Calatayud y Valdefierro, pero precisamente estos dos equipos son los que cuentan con menos opciones para el objetivo, pues tienen que ganar casi todos sus encuentros y que fallen los tres conjuntos que les preceden. Sin llegar a ser imposible, es poco probable.

Sin el aliciente de las 'finalísimas' entre implicados, la emoción estará en ver como soportan la presión los distintos equipos.

El Juventud es el equipo que actualmente ocupa la plaza de ascenso y el único que depende de sí mismo, si gana los 12 puntos en juego será equipo de División de Honor Juvenil. Los tres puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor y los cinco sobre el siguiente le otorgan la vitola de máximo favorito. A priori, la única piedra que le queda en el camino será dentro de quince días en la Ciudad Deportiva ante el Real Zaragoza.

La SD Huesca se encuentra a tres puntos de la plaza de honor y con el 'golaverage' perdido con los naranjas, necesitarán ganar cuatro puntos más que su rival.

El Balsas Picarral está a cinco puntos del Juventud, y con el 'golaverage' particular a su favor frente a los naranjas y empatado con los azulgranas (habría que irse al general).

Valdefierro y EFB Calatayud, aún con posibilidades, son los dos equipos que peor lo tienen, a seis y siete puntos respectivamente de la plaza de ascenso y con enfrentamiento directo entre ellos en la última jornada, necesitan no fallar ellos y que sí lo hagan y en pleno los otros tres equipos... muy difícil.

El Real Zaragoza y el Montecarlo, invitados de honor

Dos conjuntos ajenos a esta disputa y que tiene mucho que decir en estas últimas cuatro jornadas son el líder, Real Zaragoza, y el Montecarlo.

Los zaragocistas se enfrentarán al Valdefierro y al Juventud. Este mismo fin de semana los blancos visitan a los azules y podrían apearlos de la lucha. Y dentro de quince días reciben en la Ciudad Deportiva a los naranjas, donde un triunfo zaragocista más otros posibles resultados sembrarían dudas en los de Las Fuentes.

El Montecarlo se enfrentará a la EFB Calatayud, al SD Huesca y al Balsas Picarral. El equipo de Nacho Forcén tendrá un papel estelar en esta pelea por el ascenso y podría ir eliminando pretendientes conforme se vaya enfrentando a ellos. En la próxima jornada 31 recibe al EFB Calatayud, un resultado positivo para los de Torrero, deja fuera a los bilbilitanos. En la siguiente jornada visitará Huesca, una victoria rojilla podría alejar a los oscenses del sueño. Y en la última jornada se enfrentarían en el Picarral al Balsas, donde podría ser parte importante en el desenlace final del ascenso si es que los avispas tienen opciones de lograrlo a esas alturas.

Etiquetas