Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Valioso triunfo a domicilio de un Ebro que sigue creciendo

Los arlequinados vuelven a ganar fuera de casa, esta vez, en el campo de un rival directo. Los goles fueron obra de Edu García y de Draman Konare en la segunda mitad.

Espanta fantasmas el Ebro reencontrándose con la victoria en el mejor momento, un valioso triunfo a domicilio en el campo de un rival directo como el Socuéllamos, que ahora queda a dos puntos del bloque que adiestra con maestría Emilio Larraz. El encuentro vino marcado por una acción espeluznante a los ocho minutos, cuando un despeje de un central local se estampó en la cara del lateral derecho Carlos García, que cayó fulminado en una imagen que llevó el susto y el nerviosismo a todos los presentes. Fue evacuado al Hospital de Tomelloso y sufre traumatismo craneoencefálico y esguince cervical con pérdida de consciencia. Un susto tremendo.

Tras esta situación, y además sin la referencia de un nueve claro por las bajas de Calle y de Javi Gómez, el equipo local fue presa fácil de un Ebro que supo nadar bien y guardar la ropa todavía mejor. Perfecto trabajo defensivo de los aragoneses, con buenas salidas a la contra en el segundo periodo para que Edu García primero, con un disparo perfectamente colocado, y Draman, ya sobre el pitido final y con los manchegos volcados, golpeasen la línea de flotación de los de Ángel García Cosín. Tras tres partidos sin ganar, nuevo éxito y, de nuevo, lejos de El Carmen.

Durante toda la primera mitad, el juego fue bastante igualado, aunque el Ebro lo aprovechó para tener ocasiones más claras. Moustapha, en el minuto veinte, tuvo la primera opción para los aragoneses con un remate de cabeza, y poco después Txema Pan lo intentaba sobre la portería de Javi López, pero su tiro se marchaba alto.

Las respuestas locales vinieron en un lance de Garrido y en un tiro de Ocaña que Montoya despejó. El epílogo a esta primera mitad vino en una buena acción de Javi López que evitaba el primer tanto zaragozano. Buena imagen del Ebro mientras en los locales Jesús García se encargaba de dar algo de sentido al juego en la zona ancha.

Sin embargo, en la segunda parte los socuellaminos no tendrían la misma suerte. Pese a que parecía que el equipo azulón había salido más entonado e incluso consiguió forzar varios córners, Edu García, a los trece minutos, se sacaba de su talentosa chistera un remate muy ajustado al palo desde el borde del área al que no pudo llegar el guardameta moracho. Con el 0-1 a favor, los aragoneses manejaron los tiempos del partido a su antojo. Buen trabajo en contención y defensa para los de Larraz.

El Socuéllamos seguía intentándolo, pero sin referencia sobre la que apoyarse y que fijase a la defensa. El peligro se desvanecía. Por su parte, el Ebro seguía llevando peligro a los dominios de Javi López cuando agarraba alguna contra. En una de esas, Santigosa, que había avisado instantes antes, asistía a Draman para que pusiera el 0-2 y dejara el partido completamente finiquitado. Justo triunfo de un Ebro que gustó, y mucho, ante una escuadra local con demasiados factores en su contra.

Ficha técnica:

Socuéllamos: Javi López; Carlos García (Pelegrina, 12´), José Rodríguez, Álvaro Pérez, Zurdo; Chato, Jesús García; Garrido (Sevilla, 72´), Ocaña, Kike Domínguez; Omar (Pituli, 64´).

Ebro: Montoya; Gil, Maureta, Alex García, De la Cruz; Reche, Moustapha; Edu García (Luis Ángel, 90´), Txema Pan (Kevin, 66´), Santigosa; Gabarre (Draman, 85´).

Goles: 0-1 (58´): Edu García. 0-2 (92´): Draman Konare.

Árbitro: Domínguez Cervantes (colegio andaluz). Tarjetas amarillas a los locales Chato, Ocaña y Pituli; y a los zaragozanos Moustapha, Gabarre, Gil y De la Cruz.

Etiquetas