Despliega el menú
Afición

Afición

El Ebro cierra 2015 en La Palma

El conjunto zaragozano visita al Mensajero, antepenúltimo clasificado, con el objetivo de sumar su tercer triunfo seguido.

Campo de fútbol de El Mensajero en La Palma.
Campo de fútbol de El Mensajero en La Palma.

Un final a la altura del gran año que ha firmado el CD Ebro. Es el objetivo que persiguen los hombres de Emilio Larraz en el largo desplazamiento que mañana emprenden para enfrentarse al CD Mensajero el próximo domingo (12.00) en la isla de La Palma. Con la satisfacción y las excelentes sensaciones que en la plantilla arlequinada han dejado los últimos triunfos, ante La Roda (0-2) y Talavera (3-0), los zaragozanos intentarán sumar su tercera victoria consecutiva ante un conjunto canario que es antepenúltimo en la clasificación.

"No debemos perder la concentración. Son un equipo que, en el juego colectivo, tiene un rendimiento inferior al nuestro. Son menos constantes y regulares sobre el césped, pero los futbolistas que tiene son brillantes y poseen una calidad individual para complicarnos el partido en cualquier instante", avisa Larraz acerca de su último adversario del 2015. Además, el entrenador del Ebro destaca lo "peculiar" de los desplazamientos a Canarias, especialmente en fechas invernales: "Hay un enorme contraste, por el calor y la humedad de allí".

A pesar de la delicada situación por la que atraviesan los insulares –decimoctavos, con 14 puntos cosechados–, Larraz subraya "la fortaleza" que el Mensajero ha demostrado en su feudo, donde ha sido capaz de empatar con el Real Madrid Castilla y de ganar al Toledo, dos de los conjuntos más potentes de la competición. Como contrapunto, los canarios solo han sido capaces de marcar 11 goles en la competición liguera, y son el peor ataque del grupo II.

Dejar por tercera jornada consecutiva la portería a cero es otro de los retos con los que el Ebro afronta el duelo ante el Mensajero. Ni La Roda ni el Talavera fueron capaces de batir el arco arlequinado. Sería, de lograrlo, la séptima vez que los de Larraz lo consiguen en lo que ha transcurrido de temporada. "El esfuerzo se traduce tarde o temprano en resultados positivos. El tiempo nos ha acabado dando la razón, pero la Segunda División B es una categoría muy variable", reconoce Larraz, que, una jornada más, no quiere ver más allá de vencer en La Palma antes de Navidad.

Etiquetas