Despliega el menú
Aragón

Absueltas las cuatro trabajadoras de la guardería El Trébol acusadas de malos tratos a niños

La sentencia informa de que "no resultan acreditados los hechos relatados en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, única parte personada".

La guardería El Trébol, en la ronda Eloy Sanz Villa
La guardería El Trébol, en la ronda Eloy Sanz Villa
Google Maps

El Juzgado de lo Penal número 1 de Soria ha absuelto a cuatro trabajadoras del centro infantil soriano El Trébol de las acusaciones de malos tratos hechas por el Ministerio Fiscal, al no estimarse acreditados los hechos.

La sentencia, facilitada este miércoles por Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), absuelve a las cuatro cuidadoras de los delitos de trato degradante, coacciones y vejaciones, de las que las acusó el Ministerio Fiscal basado en el testimonio de otras seis trabajadoras, tres de ellas alumnas en prácticas.

"De la exhaustiva prueba practicada en el acto del juicio oral no resultan acreditados los hechos relatados en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, única parte personada", se indica en la sentencia.

El Juzgado de lo Penal señala que ha resultado claramente probado que en la escuela infantil existía un mal ambiente laboral, con enfrentamientos personales y profesionales entre las técnicas encargadas de la educación y cuidado de los menores, hasta el punto de que existían dos "bandos", uno formado por las acusadas y otro por otras tres trabajadoras a las que se unieron tres alumnas en prácticas.

Este enfrentamiento se ha reflejado en el procedimiento, ya que son estas seis testigos las únicas que han dicho que presenciaban las presuntas agresiones y malos tratos y que han sustentado la acusación del Ministerio Fiscal.

El Juzgado de lo Penal puntualiza que el modo de actuar de las seis testigos pone de manifiesto que han actuado de forma concertada y que tenían un interés en el resultado del procedimiento.

Las siete madres que declararon en el juicio oral han coincidido en que no apreciaron ningún signo de maltrato físico o psicológico en sus hijos y que éstos acudían contentos a la guardería y no mostraban ningún signo de rechazo hacia sus profesoras.

"Ello acredita que no existían malos tratos, ya que las madres hubieran sido las primeras en darse cuenta de ello", subraya la sentencia.

La directora del centro, psicóloga del equipo de atención temprana de la Gerencia de Servicios Sociales, y el pedagogo del centro base, tampoco detectaron ningún problema en los niños.

Por último, la sentencia pone de manifiesto que ninguna de las alumnas en prácticas comunicó a su tutora la existencia de algún problema en el centro infantil.

Etiquetas
Comentarios