Despliega el menú

Las imprudencias y las fiestas ilegales protagonizan el fin de año

No tuvieron bastante y después de ser desalojados de una nave en Llinars del Vallés decidieron continuar sin éxito con la fiesta en otro pueblo. En una nave abandonada empezaban la Nochevieja. Sin mascarilla, ni distancia de seguridad, ajenos a todo se reunieron más de 300 personas. Y así estuvieron cuarenta horas hasta que los mossos pusieron fin a la imprudencia.

Etiquetas
MÁS VÍDEOS RELACIONADOS
ÚLTIMOS VÍDEOS