El Papa consuela a un niño preocupado por el alma de su padre ateo

El papa Francisco ha tenido que responder a una pregunta cuanto menos singular que sólo podía hacérsela un niño. Con un emotivo abrazo, el pontífice ha tenido que consolar a Emmanuel, de 10 años, que no se atrevía a preguntarle si su padre, ateo, que murió hace poco, está ahora en el cielo.

MÁS VÍDEOS RELACIONADOS
ÚLTIMOS VÍDEOS