Especiales
Suscríbete

LA PANDEMIA
DEL SIGLO XXI

14/03/2020 - 14/03/2021 | Primer aniversario del coronavirus en Aragón

Realizado por:
  • Heraldo de Aragón

Se cumple un año de la declaración en España del estado de alarma por la covid-19, que dio paso a un confinamiento colectivo y a una crisis sanitaria y económica sin precedentes. Repasamos los principales hitos con sus protagonistas y analizamos las claves del futuro

Beatriz Costa, con el equipo de protección, en la uci con varios compañeros esta semana.

Beatriz Costa, con el equipo de protección, en la uci esta semana. Oliver Duch


Hace justo un año, Beatriz Costa, de 33 años, hubiera cogido un avión con sus amigas con destino a Rumanía, un merecido premio tras aprobar unas oposiciones. Y estaba preparando otro viaje a Japón con su novio. La covid-19, sin embargo, irrumpió como un torbellino afectando no solo a su vida personal, sino también a la laboral. Enfermera desde hace doce años, llevaba casi dos en la uci del Clínico cuando le tocó enfrentarse a la cara más trágica de una pandemia que, 365 días después, ha provocado más de 11.100 hospitalizaciones en Aragón, cerca de mil en cuidados intensivos.

En octubre, HERALDO DE ARAGÓN pudo reflejar una intensa, dura y complicada jornada de trabajo en la uci del Hospital Clínico de Zaragoza, coincidiendo con el pico de la tercera oleada. Esa mañana, Beatriz, que había comenzado su turno a las 8.00, se encargó de amortajar el cadáver de un paciente covid. Más de dos horas seguidas con un equipo de protección que supone una carga física que se suma a la emocional, que se arrastra desde hace ya demasiado tiempo. Las marcas en su cara, que captó el fotógrafo Oliver Duch, resumían la dureza del trabajo que han asumido los sanitarios durante esta crisis. "Esa foto –recordaba hace unos días– representa la tristeza y el estrés del momento". El día a día de la uci, cuenta, "siempre era frenético" pero, desde marzo de 2020, ha sido "brutal". Miedo, incertidumbre, angustia, presión... "Quizá lo peor ha sido ver durante un tiempo muy prolongado a mucha gente a la que se le iba la vida sin la oportunidad de despedirse de sus familiares", resume Beatriz. Unos meses para olvidar y que dejan también abierta una puerta a la esperanza: "Hemos conseguido sacar adelante el trabajo en equipo", con la implicación de todos los servicios. "Estamos muy cansados, sobre todo emocionalmente, pero también mejor organizados. No podemos considerar de ninguna manera que esto se ha terminado, nos queda mucho camino por delante y no deberíamos relajarnos".

CRONOLOGÍA DE UN AÑO PARA OLVIDAR

Un recorrido por la evolución de la covid-19 en Aragón, España y el mundo.