Ana Belén López

Marisco fresco en el puesto… y también ‘online’


Una familia la mar de salada

Pescados José Luis es un negocio familiar cuyo origen se remonta a varias décadas atrás, cuando el padre de José Luis y Ana Belén López comenzó en la lonja. “Mi abuelo ya era pescadero pero murió muy joven y entonces mi padre empezó a trabajar con otra pescadera para aprender el oficio. Cuando ella se jubiló se quedó él y se estableció por su cuenta. Desde entonces, mi padre, mi hermano y yo hemos estado aquí”, explica Ana Belén López.

En el puesto que da a la entrada norte del mercado, junto a las Murallas, se encuentra la pescadería José Luis, un puesto que más de una vez ha creado expectación con su género, como cuando traen atunes enteros desde Cádiz, que despachan prácticamente en un día.

Marisco 'online'

A la vuelta de esta parada, en el pasillo central, otro puesto de pescados José Luis regentado por Ana Belén ofrece un completo surtido de mariscos: bogavantes, cigalas, nécoras, zamburiñas, pulpo, langostinos, almejas… y hasta caviar de los Pirineos, procedente de la piscifactoría de esturiones y truchas de El Grado, a orillas del río Cinca.

“Hace un par de años comenzamos la venta de marisco por internet aunque a los los clientes todavía les cuesta un poco comprar este tipo de género ‘online'”, comenta. Pescados José Luis fue uno de los primeros en sumarse a la iniciativa Frescos Zaragoza, un mercadillo virtual compuesto por varios establecimientos especializados en la venta al detalle de productos frescos ubicados en diferentes mercados de Zaragoza.

Tanto en el puesto como en internet, Ana Belén López siempre responde a las dudas de quienes le piden consejos a la hora de preparar estos manjares del mar. “Sobre todo me preguntan dudas acerca de los tiempos de cocción, cómo cocinar el marisco, etc…”, añade. Durante la campaña navideña, destaca que en la mesa de los aragoneses los mariscos más demandados son la cigala y el langostino.

Textos: Pedro Zapater
Fotografías: José Miguel Marco, Archivo Heraldo