Despliega el menú
Branded
Un vestido para la reina Letizia diseñado y fabricado en Aragón

Un vestido para la reina Letizia diseñado y fabricado en Aragón

En Cantonada Atelier llevan más de 20 años confeccionando trajes a medida para las zaragozanas. Ahora, dan el salto a la Casa Real.

La reina Letizia es, sin ninguna duda, todo un referente de moda para muchos diseñadoresde dentro y fuera de nuestras fronteras, modistos que se han inspirado en su elegancia y saber estar para crear sus colecciones y que saben que su caché se eleva cada vez que la Reina luce uno de sus modelos. Claro que también están los que sueñan en sus talleres con poder vestir algún día a doña Letizia y que sea ella misma quien ponga de manifiesto la calidad de sus trajes.

No obstante, siempre hay quien no se conforma con fantasear y prefiere ponerse manos a la obra, como es el caso del atelier zaragozano Cantonada donde ya ultiman los detalles del vestido del tipo 'working day' que van a regalarle a la que fue la princesa de Asturias. Desde este establecimiento, que en menos de un mes cumple su vigésimo aniversario, explican que "queremos obsequiarle con un modelo único creado para ella". Un vestido del que, por el momento, no quieren adelantar detalle alguno pero del que confirman su color: "rojo, el favorito de la Reina".

Hasta que este modelo no llegue a la Casa Real, el equipo de profesionales que compone Cantonada Atelier no sabrá si la pieza pasará a formar parte del exclusivo armario de doña Letizia pero tiene claro que "si decide llevar nuestro traje será todo un honor para la firma, por no hablar de que contaremos con uno de los mejores escaparates de la moda nacional". Y no cabe duda de que es una buena estrategia para promocionar la alta costura aragonesa e intentar llegar a "clientes de otras partes de España".Un taller regional y de cercanía

Uno de los puntos fuertes de este taller es que "todo se diseña y se crea en la región", contribuyendo a que se empiece a considerar Aragón como un posible referente de estilo. Auténticas artesanas de la confección que diseñan con mimo cada una de las prendas que componen el gran ropero que han creado con esfuerzo y dedicación durante los últimos 20 años. Y a esto se suma el saber hacer de sus trabajadoras, "expertas en el mundo de la moda", donde no solo es necesario conocer las últimas tendencias, también hay que saber conectar con aquel que requiere sus servicios.

Por eso en Cantonada Atelier "cuidamos de nuestras clientas y establecemos una relación cercana con ellas, ya que es indispensable para saber de primera mano qué buscan y poder satisfacer así sus peticiones". Todos los diseños se hacen a medida pues "ya se sabe que no hay dos mujeres iguales y los trajes deben amoldarse a cada silueta y, por supuesto, a sus gustos". Una labor de investigación donde cumple un papel fundamental la asesora, "que se encarga de conocer las necesidades de las usuarias y de aconsejar cuáles son los modelos que más pueden realzar su figura o que mejor casan con un evento determinado".

Desde Cantonada destacan que el trato "siempre es cercano y agradable para que las clientas sientan que pueden proponer ideas y lanzar sugerencias sobre el modelo". Una filosofía de negocio especial que les ha llevado a abrir un nuevo local más íntimo. Esta vez el taller no está a pie de calle sino que suben al primer piso del número 11 de la calle San Ignacio de Loyola. "Buscábamos un espacio más tranquilo donde poder dar un trato personalizado a nuestras clientas".

Cabe destacar que los diseños de Cantonada Ateliar pueden adaptarse a mujeres de todas las edades ya que "una vez elegido el modelo le damos el aire que más va a favorecer a cada cliente". Eso sí, “siempre buscamos plasmar en nuestros diseños un toque alegre que realce a cada persona" y que potencie "un espíritu jovial que transmita seguridad", concluyen desde el taller zaragozano.

Etiquetas