Branded
Suscríbete

#YoComproEnAragón

EL FUTURO DEL SECTOR PORCINO

La importancia de responder a las exigencias de los consumidores nacionales y extranjeros

Eduardo Costa, director de Producción del Grupo Costa; Vicente Brieba, director comercial de Alimentación
Animal de Bon Àrea; Juan José Molés, director general del Grupo Arcoíris; y Manuel Mazana, director general del Grupo Mazana, hablaron sobre exportaciones, comercio electrónico, sostenibilidad y los efectos de la pandemia en el sector en la última mesa debate de la cita.

De izquierda a derecha: Chus García, Eduardo Costa, Vicente Brieba, Juan José Molés y Manuel Mazana en uno de los instantes de la mesa debate.
De izquierda a derecha: Chus García, Eduardo Costa, Vicente Brieba, Juan José Molés y Manuel Mazana en uno de los instantes de la mesa debate.
Aránzazu Navarro.

"El hecho de que la pandemia haya provocado el cierre de plantas ganaderas y ocasionado multitud de problemas en granjas de diversos países y que en España haya seguido funcionando todo, con mayor o menor dificultad, no es suerte, es fruto del trabajo bien hecho. En este tiempo, el sector ha dado una lección de cómo seguir trabajando", expuso Eduardo Costa, director de Producción del Grupo Costa, en la tercera y última de las mesas debate de la jornada ‘El futuro del sector porcino’, que estuvo moderada por la periodista de HERALDO Chus García y que contó además con la participación de Vicente Brieba, director comercial de Alimentación Animal de Bon Àrea; Juan José Moles, director general del Grupo Arcoíris; y Manuel Mazana, director general del Grupo Mazana.

Bajo el título ‘Mercados y tendencias’, los intervinientes abordaron una serie de cuestiones clave para el sector, como son el comportamiento del comercio nacional y exterior, la sostenibilidad o el ‘ecommerce’, fundamentales para saber responder con garantías a las nuevas demandas de los consumidores, tanto de dentro como de fuera de nuestras fronteras.

Todos coincidieron en la importancia que tienen las exportaciones para la estabilidad del porcino. "La internacionalización ha sido clave. Estamos en un río y vamos todos al unísono y estamos contentos o tristes en función de cómo le va al conjunto", apuntó Brieba. Molés señaló que, a pesar de que se están aumentando las exportaciones a terceros países, están disminuyendo dentro de la Unión Europea, por lo que invitó a "ir reajustando" esa situación. Mazana, por su parte, habló del factor "clave" que ha supuesto el comercio exterior para el sector, sin el cual no se habría podido desarrollar. Costa, por su parte, subrayó el dato del aumento del 58% que han experimentado las ventas internacionales y que, entre otras cifras, explican el "crecimiento" del ámbito en Aragón y en España.

Los representantes de cuatro de las compañías más destacadas del mundo del porcino en el país pusieron de manifiesto también la fortaleza con la que cuenta este sector, capaz de resistir los vaivenes que siempre ha experimentado este mercado a nivel mundial y siendo el más competitivo de Europa. Asimismo, señalaron que el mercado nacional es más estable. "Pero, en aquella frase de susto o muerte, si China es el susto, la peste es la muerte, porque en ese caso sí que se cierra todo", manifestó Brieba.

"Niveles bajos" en comercio electrónico

En cuanto a la diversificación de los canales de venta, los oradores lamentaron los niveles "muy bajos" que registra el sector en comercio electrónico, en palabras de Costa, quien instó a aumentarlos y a "dar confianza" al consumidor que haya hecho una compra ‘online’ para que repita. "Nos falta experiencia en el tema", reconoció igualmente Mazana.

En relación a otras tendencias, como el ecologismo o el vegetarianismo, Moles afirmó que "tanto en la ganadería como en la industria, la bioseguridad, calidad, controles y trazabilidad nunca han estado en los niveles actuales"; mientras que Costa destacó que, como médico, se encuentra con pacientes a los que tiene que recuperar con proteína animal para curarlos, "porque es muy segura y tiene un coste muy asequible". Brieba habló también de las bondades de las proteínas y aminoácidos de origen animal. "Lo que vigilamos la sostenibilidad y salud en las granjas es increíble, pero no sabemos comunicar lo que hacemos", añadió. 

"Los animalistas somos nosotros, que cuidamos a los animales día a día. Nos hemos preocupado mucho de trabajar y poco de informar. Hemos de trabajar con información y demostrando lo que hacemos y el esfuerzo que hay detrás de todo esto. No podemos permitir que ellos sean los buenos y nosotros los malos, porque no por decir diez veces una mentira es verdad", concluyó Mazana.

Eduardo Costa
*

Eduardo Costa

Originario de Fraga, el Grupo Costa cuenta con la tercera ganadería más numerosa de Europa, integrada en Piensos Costa. Su principal área es la cárnica, donde opera a través del ‘holding’ Costa Food, pero también cuenta con presencia en otros ámbitos, como el vitivinícola, el hotelero, el de las energías renovables, el inmobiliario o el de la automoción. Una muestra de su fortaleza se refleja en el hecho de que opera en un total de 107 países con diversas marcas, a través de las cuales supervisa el proceso productivo ‘de la granja a la mesa’ con una premisa que es inherente a todas sus producciones: ser naturales desde el origen. "Tenemos que saber comunicar mejor todos los avances que ha habido en el sector desde los años sesenta, que han sido muchos. Y también nos hemos adaptado a los nuevos requerimientos de la sociedad. Por ejemplo, hemos sacado un envase reduciendo un 85% el plástico y preservando la calidad y longevidad del producto", apuntó Eduardo Costa, director de Producción de este grupo familiar, que está presente en 11 comunidades autónomas y emplea a 4.700 trabajadores.

Vicente Brieba.
*

Vicente Brieba

Con el desarrollo de todas las actividades ganaderas, industriales y comerciales necesarias para llegar al consumidor sin intermediarios, el grupo Bon Àrea realiza todos los procesos, desde el nacimiento del ganado pasando por la fabricación de los piensos, la cría y el engorde de los animales, el sacrificio, la transformación, la elaboración de los productos y la venta directa en sus tiendas. El grupo alimentario, primero en facturación en España, ha puesto los ojos en Aragón para su expansión nacional, y está levantando un macrocomplejo industrial y logístico en Épila, que prevé dar empleo a más de 4.000 trabajadores.
"El sector lo está haciendo muy bien y los controles administrativos nos ayudan a ello. Hace falta que la gente confíe en que los productos son buenos y saludables, y eso no lo hemos sabido hacer. Parece que somos una industria más, y no es así. Tenemos el sector más competitivo de Europa y eso es lo importante. Somos los mejores productores del continente, así que calma y sigamos haciéndolo bien y adaptándonos al futuro", indicó Vicente Brieba, director comercial de Alimentación Animal de la entidad.

Juan José Molés
*

Juan José Molés

Nacido hace 42 años por iniciativa de un grupo de ganaderos de la Comarca del Matarraña, Arcoíris destaca por su ADN rural y su constante crecimiento, los cuales lo han convertido en un referente del sector cooperativo en Aragón.
El grupo emplea a 530 personas en la actualidad, una cifra que ha duplicado en algo menos de una década. Dedicado a la industrialización, la elaboración y la venta de alimentos por sus propios ganaderos, la entidad aglutina a 635 socios integrados y su actividad va desde la inseminación hasta la sala de despiece. Todo ello asegurando la máxima calidad, un compromiso que certifican sus seis sellos de ámbito nacional y internacional. "España es el primer país exportador de la Unión Europea en el sector, que cuenta con una profesionalización que le permite adaptarse a diferentes circunstancias", señaló Juan José Molés, director general del grupo, quien añadió que el ámbito es fundamental para evitar la despoblación. "Además, hay que tener presente que el ganadero del medio rural es el primero que quiere que su entorno esté limpio y que sus aguas no estén contaminadas, algo que a veces no entiende el urbanita", finalizó Molés.

Manuel Mazana
*

Manuel Mazana

Mazana es un grupo empresarial de carácter familiar cuya sede está en Capella, un pequeño pueblo de la comarca de La Ribagorza. Su actividad en el sector se centra en la integración ganadera y su actividad va desde la selección de la mejora genética hasta la venta en vivo del cerdo de engorde, lo que complementa con actividades en agricultura, fabricación de piensos y transporte, siempre con una constante apuesta por la innovación, la tecnología y el bienestar animal. Se trata de una de las diez empresas más grandes del sector y de la tercera compañía por facturación en Huesca. "Nuestra estrategia comercial es producir cerdos vivos y nuestros clientes son la industria. Pero hay que ser conscientes de que hay una industria cárnica importante que no tiene producción y unos productores importantes que no tienen industria, por lo que nos necesitamos y debemos llegar a acuerdos entre unas empresas y otras. Y la suma de eso puede tener una envergadura importante y dar lugar a un modelo totalmente diferente, sostenible y viable", manifestó Manuel Mazana, director general del grupo, que emplea a 420 trabajadores y cuyas ventas alcanzan los 350 millones de euros.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión