Despliega el menú
Branded
en colaboración con grupo lobe

Todo irá mejor, empezando por tu propia casa

Confort, salud y calidad de vida son los objetivos de las viviendas certificadas como 'passivhaus'.

La crisis sanitaria ha cambiado la relación que tenemos con nuestras viviendas. Pasamos más tiempo en ellas y las hemos convertido en oficinas, gimnasios, ludotecas, cines... y, sobre todo, en espacios donde disfrutar al máximo de la gente que queremos. Son nuestro pequeño refugio y el lugar desde donde es más fácil mirar con optimismo al futuro y 'confiar' en que  todo va a ir mejor.

showroom de lobe
DirecciónGran Vía, nº24
Teléfono976 372 000

Confort, salud y calidad de vida son los actuales requisitos de los consumidores que están pensando en cambiar de casa o en adquirir una nueva vivienda y los que definen el estándar inmobiliario 'passivhaus', la calificación energética más exigente a nivel mundial entre cuyas ventajas principales se encuentran el ahorro energético, el confort interior de la vivienda, con temperaturas estables durante todo el año, y las garantías que ofrece un aire limpio y filtrado en el con niveles de dióxido de carbono óptimos.

Coincidiendo con la demanda actual y ajustándose a su filosofía de trabajo, Grupo Lobe construye sus viviendas 'passivhaus' con su correspondiente certificación, clave para garantizar el cumplimiento exhaustivo de todo el sistema y su calidad.

¿Qué es una vivienda 'passivhaus'?

Se trata de un nuevo concepto de vivienda que contribuye a reducir los gastos mensuales y a vivir en un hogar con las máximas condiciones de bienestar, además de proteger el medio ambiente. El ahorro de estas casas pasivas de Grupo Lobe puede llegar a suponer hasta un 90% frente a construcciones existentes y hasta un 75% frente a construcciones nuevas. Además, se consigue una muy alta calidad del aire interior con una ventilación controlada con recuperación de calor.

Estos son los cinco pilares de las casas 'passivhaus' de Grupo Lobe, que llevan trabajándose desde 2016 con un gran esfuerzo en I+D por parte del equipo técnico de la empresa inmobiliaria:
  • Aislamiento térmico: Los suelos, cubiertas y paredes exteriores tienen unos aislamientos especiales y muy superiores a los que existen en una vivienda tradicional.
  •  Carpintería de altas prestaciones: las puertas y las ventanas son las principales fugas de temperatura, por lo que Grupo Lobe solo coloca carpinterías de PVC con vidrio multicapa y un tratamiento superficial, que permite mantener en el interior el calor en invierno y reflejar el calor en verano.
  • Hermeticidad: la vivienda tiene que ser estanca, por lo que tiene que superar el llamado Test Blower Door. Un test homologado por el Passivhaus Institut que garantiza un alto nivel de hermeticidad del edificio.

  • Ausencia de puentes térmicos: las viviendas del Grupo LOBE se caracterizan por la limitación de puentes térmicos en la construcción de sus edificios. Esto permite eliminar las pérdidas o ganancias indeseadas de energía, para contribuir a un mejor confort interior.

  • La importancia de la ventilación mecánica con recuperador de calor: cada vivienda cuenta con un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperador de calor de alta eficiencia que permite recuperar parte de la energía del aire climatizado del interior de la estancia, a través del propio sistema de ventilación. Así, el aire de nuestro hogar se renueva continuamente con aire limpio y libre de partículas, pues el sistema filtra también el aire proveniente del exterior.

Viviendas 'passivhaus' e inteligentes. Así, Grupo Lobe propone hogares perfectamente automatizados, ahorrando tiempo en el control de la iluminación, el clima, la ventilación, el acceso y la seguridad y el control de las persianas, todo al alcance desde el móvil para mejorar el confort, optimizar el ahorro e incrementar la seguridad.

Los nuevos sistemas utilizados por Grupo LOBE son respetuosos con nuestro planeta, permiten utilizar tecnologías con rendimientos muy altos como la aerotermia, considerada energía renovable porque es capaz de producir más de 3 kW de calor por cada kW de electricidad que consume. Además, pasa a tener solo un suministro energético en el edificio: la electricidad, que puede ser contratada con 100% suministro renovable.

En consonancia, instalan un suelo radiante y refrescante en las viviendas aprovechando las excelentes características de la envolvente del edificio para ofrecer unos altos niveles de confort con la mínima energía.

Todos los edificios 'passivhaus' entregados hasta la fecha son edificios que han dejado de emitir el CO2 equivalente a lo absorbido por 143.200 árboles, esto es 71.600 toneladas de CO2/año. En Grupo LOBE dirigen y se comprometen a desarrollar su estrategia constructiva el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, creada por las Naciones Unidas.

El grupo empresarial pretende construir más de 2.000 viviendas mediante el exigente estándar de construcción 'passivhaus' en las ciudades de Zaragoza, Madrid y Valencia en los próximos años convirtiéndose en el mayor operador nacional en construcción 'passivhaus'.

Etiquetas