Despliega el menú
Branded

agenda 2030

#ODSéate para concienciar al mundo

Uno de los grandes objetivos del Alto Comisionado para la Agenda 2030 es lograr que todo el conjunto de la población española conozca y se sensibilice con los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU

Cientos de ciudadanos participando en la campaña #ODSéate.
Cientos de ciudadanos participando en la campaña #ODSéate.
Ministerio de asuntos exteriores

La comunidad internacional se ha tomado muy en serio los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU. Instituciones, empresas y ciudadanos están tratando de concienciar al mundo de la importancia de cuidar el medioambiente, erradicar la pobreza, acabar con el hambre o reducir las desigualdades, entre otros.

A este respecto, el Alto Comisionado para la Agenda 2030 lanzó el pasado mes de septiembre una campaña para lograr que el 100% de la población española conozca los mencionados objetivos y que esté sensibilizada con el alcance de las transformaciones que estos conllevan. Con motivo del cuarto aniversario del compromiso que adquirieron un total de 193 países con la ONU, España quiso hacer un llamamiento a la acción para que organizaciones y ciudadanos se movilicen difundiendo e impulsando el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Bajo el hashtag #ODSéate, del 16 a 27 de septiembre, se invitó a todo el mundo a incluir el aro de los ODS en el logo de su organización y a compartir información relacionada con la Agenda 2030 en sus redes sociales y páginas web.

La Red Española del Pacto Mundial, en colaboración con sus más de 1.500 entidades adheridas, quiso sumarse al reto de la ONU lanzando la campaña #aliadosdelosODS, con la que pretendía servir de altavoz de los objetivos la Agenda 2030. “Somos conscientes de que, con el ejemplo de nuestras entidades, es más fácil que se conozcan estos objetivos y que otras organizaciones o empresas se den cuenta de los beneficios que les puede aportar basar su gestión corporativa en los ODS”, destaca Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial. Actualmente, el 80% de las empresas del IBEX 35 están comprometidas con los ODS, algo que se traduce también a nivel mundial.

Hoy en día, el poder de las redes sociales es absoluto. Por ello, todas las campañas de difusión que se están creando se sirven de ellas para conseguir sus objetivos. Vídeos virales, ‘hashtags’, ‘likes’ y compartir publicaciones son bienvenidas a la hora de que el mensaje llegue al máximo número de personas posibles.

Acciones concretas para lograr grandes objetivos

el fin último de estos programas de difusión es impulsar acciones que ayuden a la consecución de los objetivos marcados en el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

- Erradicar la pobreza. Actualmente, 736 millones de personas en el mundo viven en pobreza extrema, la mitad de ellas menores de edad. Para tratar de paliar esta lacra social se están creando múltiples programas de ayuda. En algunas pequeñas comunidades de Indonesia, por ejemplo, se ha dado una nueva vida a las técnicas de tejido tradicional, que amenazaba con extinguirse. En Wakatobi se ha creado una plantación de algodón para aligerar costos, se ha capacitado a las mujeres trabajadoras para convertirse en empresarias autosuficientes y se les ha ofrecido una nueva forma de vender sus creaciones en el mercado del turismo.

- Acción por el clima. Los devastadores efectos del cambio climático son patentes en todos los países del mundo. Los expertos afirman que si continúa esta tendencia, la temperatura media de la Tierra podría subir entre 3 y 5ºC, lo que haría la vida en el planeta extremadamente difícil. Para evitar este escenario, 195 países firmaron en 2016 el Acuerdo de París, que ofrece unas claras directrices para mitigar el riesgo del cambio climático, reducir las emisiones de carbono y mantener el aumento de la temperatura global por debajo e los 2ºC. Entre los países que lideran estos cambios se encuentra Bhután, que ha conseguido cero emisiones de CO2 gracias a su programa de reforestación; Costa Rica, que está apostando fuertemente por el transporte eléctrico, o Noruega, cuyo objetivo es reducir las emisiones de carbono en un 40% y lograr la neutralidad del carbono para 2030.

- Salud y bienestar. En el mundo, más de 400 millones de personas no tienen acceso a los servicios de salud básicos. Naciones Unidas asegura que se han conseguido grandes avances en la lucha contra muchas de las principales causas de muerte y la esperanza de vida ha aumentado notablemente en algunos de los países más vulnerables. En India, por ejemplo, los trabajadores sanitarios han logrado tener un registro de las vacunas de todo el país gracias a una aplicación móvil, con la que controlan las reservas y temperaturas de los medicamentos, evitando así desperdiciar vacunas y llevarlas allí donde se necesiten.

- Educación de calidad. 57 millones de niños de edad primaria no van a la escuela. A nivel mundial, el 60% de los adolescentes no logran el nivel de competencias mínimas en lectura y matemáticas. Los países en conflicto son los más afectados en esta materia. El Servicio de Estabilización de Libia, implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, ayudó en la construcción de dos aulas, un laboratorio de ciencias y un espacio para actividades extracurriculares en Trípoli. Los profesores afirman que gracias a esta renovada escuela, los alumnos verán mejorado su rendimiento académico y moral.

- Paz, justicia e instituciones sólidas. El desarrollo sostenible es imposible sin que los derechos humanos imperen en todo el mundo. Actualmente, existen 49 países en los que no hay leyes que protejan a las mujeres que sufren violencia doméstica. En estos lugares, millones de personas se ven indefensas ante las injusticias y no saben cómo proceder. En países como Egipto, se han puesto en marcha proyectos para ayudar a los ciudadanos en la resolución de conflictos en los tribunales de familia, informándoles de lo que pueden hacer y ofreciéndoles apoyo de forma gratuita. Demandas de divorcio, problemas de custodia o denuncias por violencia de género son algunos de las causas más frecuentes.

- Energía no contaminante. Una de cada siete personas no tiene acceso a la electricidad, que además es uno de los grandes contribuyentes al cambio climático. Lograr fuentes de energía asequibles y renovables es fundamental para lograr los objetivos de la Agenda 2030. De esta forma, la energía sostenible está ayudando a comunidades que hasta ahora estaban aisladas y sin red eléctrica. El biogás en Botswana, la energía eólica en pequeñas localidades de Uruguay o las turbinas de viento en una remota ciudad china son solo algunos ejemplos.

- Agua limpia. El planeta se está quedando sin agua dulce y ha perdido el 70% de sus zonas húmedas naturales en el último siglo. Pero la respuesta a esa escasez de agua está en la propia naturaleza, especialmente en los bosques. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se puso en contacto con la compañía Planet, que ofrece imágenes por satélite que muestran la magnitud de este problema, para concienciar al mundo. Los bosques son la clave del suministro de agua; el 40% de las precipitaciones anuales provienen de la evapotranspiración. La ONU está trabajando con diversos países para preservar los grandes bosques tropicales como el Amazonas o la selva del Congo.

-Ir al suplemento Agenda 2030.

Etiquetas
Comentarios