Despliega el menú
Branded
Suscríbete

especial responsabilidad social corporativa

Nuevos tiempos para la RSC en la era poscovid

El futuro de la responsabilidad social corporativa viene marcado por el impacto de la pandemia en las organizaciones, que ha puesto de relieve la importancia del capital humano.

La colaboración entre organizaciones públicas y privadas se postula como medida para la consecución de la Agenda 2030.
La colaboración entre organizaciones públicas y privadas se postula como medida para la consecución de la Agenda 2030.
Pixabay

Reinventarse y transitar por nuevos modelos económicos, sociales y medioambientales se ha hecho más que necesario con la llegada de la pandemia. De ello ha dependido la continuidad de empresas y organizaciones, que han tenido que demostrar su resiliencia o capacidad de capear la difícil situación generada por la emergencia sanitaria.

En consecuencia, la crisis de la covid-19 ha acelerado la responsabilidad social y, a su vez, la gestión de riesgos cada vez más globales e interconectados que, quizá, pasaban más desapercibidos con anterioridad. Esto se señala en el informe ‘Tendencias en Sostenibilidad y RSC 2021’ de la consultora Ansari, que cuenta con una amplia experiencia en el sector a nivel internacional, y que añade que, en el futuro más inmediato, se tendrá que "aprender a pilotar equipos y proyectos con miras largas, a pensar fuera de la caja y romper la comodidad de la zona de confort organizacional".

Es decir, el compromiso de las empresas con la sociedad ha sido y será crucial en la organización estratégica de las empresas. Esto también ha sido recogido en el VII Informe Impacto Social de las Empresas, realizado por Fundación Seres y Deloitte, que pone de relieve los numerosos proyectos llevados a cabo en este pasado 2020 para luchar contra la pandemia y frenar sus estragos, así para como para subrayar aquellos dirigidos a reforzar los sectores de la sanidad y la educación. "Las empresas de éxito son aquellas que hacen coincidir sus intereses con los de la sociedad", afirma Francisco Román, presidente de la Fundación Seres.

Lo que más importa

Los expertos en el sector ponen de manifiesto que las personas se colocarán en el centro de las estrategias de las empresas socialmente responsables durante este 2021 y en lo sucesivo. Habrá, según voces autorizadas, un enfoque más humano de la gestión de las organizaciones, que afectará no solo a su equipo sino al conjunto de la ciudadanía.

Una de las prioridades va a ser la preservación de la salud y el fomento del bienestar de los trabajadores. Así, las medidas de higiene y seguridad implantadas en el último año han sentado las bases para una continua revisión de las recomendaciones y protocolos sanitarios.

De la misma forma, para el bienestar del empleado se ha puesto sobre la mesa la importancia de la flexibilidad laboral, que ha encontrado su máxima expresión con la incorporación del teletrabajo, muy poco desarrollado hasta hace un año en España. Este procedimiento ha permitido una mayor conciliación familiar y personal y se ha convertido en una de las principales apuestas en materia de responsabilidad social.

Por otro lado, las muestras de solidaridad llevadas a cabo por empresas de todo tipo en los últimos meses han conseguido que las organizaciones tengan una participación más activa en la sociedad e, incluso, fomenten el voluntariado. Esta tendencia se prevé continúe a través de alianzas con colectivos, asociaciones y compañías de todo tipo.

Por último, la estrategia empresarial va a seguir apostando por la formación, máxime cuando en este nuevo contexto las competencias digitales son imprescindibles en el desempeño diario de las empresas y claves para aumentar su competitividad en el mercado.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan lograr un mundo mejor para las generaciones futuras.
*

Por un mundo mejor con horizonte 2030

La pandemia ha recordado que los problemas mundiales pueden convertirse rápidamente en conflictos locales, y que, a su vez, estos pueden llegar a afectar a nivel global. La cada vez mayor interconexión del planeta sigue haciendo urgente ahondar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, dirigidos a construir un mundo mejor.
Por ello, los ODS deben ser transversales en las estrategias de responsabilidad social corporativa de cualquier organización, dado su importante papel en el crecimiento económico y en el progreso social. A este respecto resultan esenciales las asociaciones y alianzas entre organizaciones privadas y públicas para movilizar recursos y avanzar en el cumplimiento de los objetivos de los próximos años, pues queda mucho por hacer.
Aunque fundamentalmente corresponde a los gobiernos abordar la implementación de los ODS a nivel nacional, es innegable que la consecución de objetivos que promueve la Agenda 2030 pasa por el compromiso social y sostenible de las empresas.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión