Despliega el menú
Branded
Noticia Patrocinada

Nanopinturas, líder en revestimientos de última generación, elige Empresarium para seguir creciendo

La compañía pionera en recubrimientos nanotecnológicos acaba de trasladar su sede al polígono de La Cartuja Baja, un espacio que cuenta con todos los servicios y en el que se ofertan naves a precios muy económicos.

El polígono Empresarium, situado en la Cartuja Baja de la capital aragonesa.
El polígono Empresarium, situado en la Cartuja Baja de la capital aragonesa.
GTI.

Una empresa en constante crecimiento debe contar con una sede acorde a su magnitud. Y si, además, su actividad profesional y su modelo de negocio la convierten en un auténtico referente en su ámbito de actuación, este hecho se hace aún más necesario. Nanopinturas, empresa líder en revestimientos de última generación y dispersiones nanotecnológicas, acaba de adquirir la nave que se convertirá en su nueva sede. Un emplazamiento situado en el polígono Empresarium de la capital aragonesa y que cuenta con 800 metros cuadrados de superficie.

La compañía, pionera en recubrimientos nanotecnológicos, es uno de los mayores grupos de producción y distribución de pinturas inteligentes para tratamiento de superficies en todos los ámbitos (hospitales, laboratorios, piscinas, autopistas, aeropuertos, metro…). Un hito que ha logrado gracias, entre otros aspectos, a la singularidad de su modelo de gestión, basado en la innovación, la flexibilidad y las metas alcanzadas.

Cabe destacar que Nanopinturas cuenta con un sistema de negocio para sus clientes en el que trata de preservar al máximo el medioambiente, gracias al cumplimiento de la normativa Componentes Orgánicos Volátiles. Así, productos como sus pinturas antipolución se sirven de materiales avanzados que permiten eliminar la contaminación del aire en un tiempo récord (5 o 6 minutos en una habitación) y que se activan con la luz solar o indirecta, en un proceso similar al de la fotosíntesis de las plantas y que no conlleva gasto de energía. Un servicio muy útil tanto para edificios como para interiores de viviendas, sobre el que además existen diversos estudios que prueban su efectividad al mejorar la calidad del aire de una residencia y, por tanto, la calidad de vida de las personas que allí habitan.

Tras varios años desarrollando su actividad en otra superficie del emplazamiento, la empresa, que participa en el desarrollo de sectores clave y estratégicos como las infraestructuras o la energía, compró la nave aprovechando una de las ofertas que lanza la inmobiliaria aragonesa GTI sobre los recintos de este polígono, situado en La Cartuja Baja. "Vemos Zaragoza como uno de los grandes centros logísticos del país. Este factor, unido a la accesibilidad del polígono, a la altura con la que cuenta y a la considerable bajada de precios que han experimentado las naves ha sido decisivo para que hayamos decidido que este era el momento de comprar", explica Adam Prats, director técnico de Nanopinturas.

A este respecto, aún siguen quedando algunas naves disponibles en el polígono, buena parte de ellas también a precios muy económicos y con diversos tamaños, lo que las hace idóneas para todo tipo de empresas. 

Asimismo, GTI, que cuenta con un punto de atención al público situado en el propio polígono, es una empresa de asesoramiento inmobiliario que combina la experiencia acumulada en el sector con la formación especializada de sus empleados para ayudar a empresas y particulares en la compra-venta y el alquiler de inmuebles, locales comerciales, naves, terrenos, solares, oficinas y viviendas en el ámbito de la capital aragonesa y sus alrededores.

Etiquetas