Despliega el menú
Branded
Suscríbete

especial responsabilidad social corporativa

La responsabilidad de compensar a la sociedad

Las empresas ponen en marcha actividades que buscan compensar los efectos negativos que tiene su actividad a nivel económico, social y medioambiental. Cuenta con numerosos beneficios para las entidades y sus grupos de interés.

Las actividades enmarcadas dentro de la Resposabilidad Social Corporativa servirán para unir a los empleados en un objetivo común.
Las actividades enmarcadas dentro de la Resposabilidad Social Corporativa servirán para unir a los empleados en un objetivo común.
Freepik

La globalización es un proceso que ha hecho que las empresas puedan descubrir otras formas de hacer las cosas a lo largo del mundo. Dentro de las preocupaciones actuales del mundo empresarial se encuentra el cuidado de su entorno, que tanto está sufriendo por la creciente actividad contaminante de las empresas. Es en este punto en el que aparece la Responsabilidad Social Corporativa, una forma de dirigir las organizaciones basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus diferentes grupos de interés.

El concepto de Responsabilidad Social Corporativa surge como respuesta para intentar paliar los efectos negativos que tiene la globalización, que comenzó a dejarse notar en las ciudades en la década de 1990. Aspectos como el aumento del poder de la empresa en detrimento de los Estados, la disminución en derechos para atraer la inversión directa extranjera, los procesos de deslocalización o la privatización de servicios básicos descubrieron la necesidad de cuidar a las personas y al planeta.

Surge como una herramienta para paliar los efectos negativos que tiene la globalización

A ello se pusieron las empresas, sobre todo las multinacionales que son las que tienen un mayor poder de cambio, aplicando políticas de Responsabilidad Social Corporativa. Actividades de muy diversa índole para intentar mejorar el mundo que les rodea.

Compromiso permanente

Aunque las multinacionales son las que más pueden hacer al tener una mayor capacidad de actuación, todas las empresas pueden contribuir a mejorar la situación de la sociedad gracias a la Responsabilidad Social Corporativa, que afectará a varios departamentos de la organización.

Unirse a una ONG puede ser la solución perfecta para que las empresas puedan canalizar sus actividades de Responsabilidad Social Corporativa hacia un colectivo concreto que resulte de su interés. Una de las mayores preocupaciones de las organizaciones en la actualidad es la conservación del medioambiente, para lo que persiguen compensar la huella de carbono de su actividad mediante la plantación de árboles en algunos lugares.

Es solo un ejemplo de un modo de entender la gestión empresarial que no puede ser flor de un día. Las actividades de Responsabilidad Social Corporativa deben tener vocación de permanencia para que realmente afecten de forma positiva al entorno en el que se llevan a cabo.

Estas acciones que se lleven a cabo a lo largo del tiempo debe ser motivantes para los empleados. Para ello, además de cubrir la necesaria vertiente social, deben ser acordes con la actividad de la empresa para la que la plantilla está formada.

Un día de voluntariado es un momento perfecto para confraternizar con los compañeros con un fin común. Todas las personas participantes serán conscientes de la importancia de esta acción y de sus beneficios. Las organizaciones deben buscar las fórmulas para que participen la mayor cantidad de personas, incluido el equipo directivo que se unirá en plano de igualdad con el resto de integrantes.

Beneficios empresariales

Los empleados se verán beneficiados por estas medidas llevadas a cabo por la entidad. La inclusión de códigos éticos en las organizaciones ayudará en la prevención de riesgos laborales y, como consecuencia, puede aumentar su compromiso y su rendimiento.

Las empresas verán cómo sus clientes están más fidelizados y mejora su imagen ante la sociedad

La imagen social de una corporación que siga esta estrategia mejorará después de haber llevado a cabo algunas acciones al comprobar que tiene un compromiso. Sus clientes verán en la RSC una diferenciación con respecto a la competencia que les ayudará a fidelizar su decisión.

El beneficio económico también está presente. Las entidades podrán desgravarse al presentar el impuesto de sociedades el 35% de las donaciones realizadas, pasando a ser el 40% al tercer año consecutivo de realización de la acción.

- Ir al Especial Responsabilidad Social Corporativa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión