Despliega el menú
Branded
Suscríbete
en colaboración con el colegio de ingenieros técnicos de obras públicas

Ingeniería civil, la apuesta segura de la sociedad y motor de la economía

Desde la Zona de Aragón del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas se trata de
reivindicar el importante papel que desempeña la ingeniería civil en la sociedad a través de medidas como un acceso igualitario tanto al grado universitario como al empleo público.

Vista lateral del puente del Tercer Milenio de la capital aragonesa.
Vista lateral del puente del Tercer Milenio de la capital aragonesa.
Inma Mínguez.

A pesar de la pandemia, la ingeniería civil continúa con su actividad. Y, como una parte fundamental del sector de la construcción, una de las locomotoras de la economía española, las obras públicas reivindican su papel en el desarrollo social del país desde sus diferentes ámbitos de actuación.

En este sentido, la Zona de Aragón del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas (Citop) es un agente clave en la consecución de los objetivos planteados por la profesión en la región. Prueba de ello es la comparecencia de representantes del Citop en las Cortes de Aragón el pasado 9 de febrero encabezados por su decano, Carlos Javier Espín.

Mediante esta acción, indispensable para dar a conocer el estado de los profesionales de la ingeniería civil, se pusieron sobre la mesa los principales retos que afronta el campo de las obras públicas, así como los obstáculos que esta se encuentra en su desempeño.

En primer lugar, la formación. Con la única oferta en la Comunidad de la Escuela Politécnica de La Almunia, adscrita a la Universidad de Zaragoza, se fomenta el movimiento de potenciales profesionales a otras regiones vecinas, así como a otros países. Este hecho, que en un primer momento provoca una disminución en las matriculaciones en ingeniería civil, desencadena en un problema aún mayor: la falta de profesionales formados para hacer frente a las necesidades de mano de obra del territorio.

En segundo lugar, se halla la inversión en las obras públicas. No solo desde la construcción de infraestructuras, sino también mediante la correcta gestión de los recursos para su conservación. Los servicios básicos de la región –desde la depuración de aguas hasta el transporte de personas–, requieren de ayuda económica para su mantenimiento. 

Según los datos de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan) en su informe ‘Infraestructuras para la reconstrucción económica y social de España’, "la inversión pública, tras los recortes estructurales de la crisis de 2008, se redujo del 5,2% del PIB en 2009 al 2% actual, situándose en niveles de mínimo histórico, equivalentes a 1980, que siquiera cubren las inversiones de reposición del ‘stock’ de capital público, no admitiendo más recortes por la crisis temporal de la covid-19". "En 2020/2021 somos, nuevamente, el país con el menor ratio inversor de la Unión Europea, con una inversión pública un 63% inferior a la media de las cuatro mayores economías europeas", se agregaba en el texto. 

Grado universitario

Con la creación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) de la Unión Europea, se llevó a cabo una reforma del sistema universitario español que, en el campo de la ingeniería, provocó la implantación de una solución temporal, aún hoy sin finalizar.

Con motivo de esta situación, los estudiantes de grado en el país continúan intentando hacerse un hueco en dos campos. Por un lado, en su reconocimiento en el subgrupo A1 de empleo público, igualando su condición de graduados en Ingeniería al de otras ramas de conocimiento. Este problema, que perjudica más directamente a los ingenieros técnicos de obras públicas, se está intentando solucionar por parte de los colegios profesionales por medio del recurso individual de ofertas de vacantes y de licitaciones en la Administración. Y también a través de acciones globales con otras áreas de la ingeniería, con la participación activa en entidades como el Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España.

Por otro lado, cabe destacar que la ingeniería civil es habilitante, al igual que el resto de grados enmarcados dentro del EEES. A este respecto, desde el Citop se está llevando a cabo una campaña de información dirigida a los estudiantes para que conozcan todas las atribuciones y las competencias que se derivan de la obtención de estos estudios. El máster, que especializa y/o habilita para la profesión de ingeniería de caminos, canales y puertos, es un complemento no obligatorio para aquellos profesionales que hayan cursado el Grado en Ingeniería Civil.

El gran reto, la sostenibilidad

En un mundo cambiante, la ingeniería civil ha de escuchar al entorno para adaptar las soluciones que plantea la profesión a las necesidades reales de la sociedad. Por ello, desde el Citop se están enfocando los recursos en dar respuesta al gran reto global: la sostenibilidad.

La Zona de Aragón del colegio ha dado un paso más con el logro, por segundo año consecutivo, del sello de Responsabilidad Social de la región, un compromiso que adquiere la entidad con sus conciudadanos en ámbitos como el del respeto al medioambiente. Asimismo, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la ONU los profesionales de la ingeniería civil han de trabajar en tres aspectos:

  • Digitalización: de los procesos de trabajo, con especial hincapié en el diseño, la construcción y el mantenimiento de las infraestructuras, con el uso de herramientas ya indispensables como la plataforma de trabajo colaborativo BIM.
  • Economía circular: favoreciendo la gestión consciente de las materias primas y de los recursos, especialmente en un sector, el de la construcción, de gran consumo de energía.
  • Formación: de los futuros profesionales en el desarrollo local de infraestructuras pensadas para las necesidades de kilómetro cero, pero adaptadas a las exigencias internacionales medioambientales.

La sostenibilidad pasa por el acceso universal a los recursos básicos de toda la población y por la aplicación de nuevos modelos de urbanismo que permitan la correcta implantación de los ODS. El ingeniero civil es, por tanto, fundamental en este proceso de cambio, que acaba de comenzar.

- Ir al especial 'Construcción'.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas