Despliega el menú
Branded
Suscríbete

especial promoción industrial

Fondos europeos: la vía para impulsar a la industria en su año más duro

Después de los daños ocasionados por la pandemia, el sector trata de recobrar el pulso, un fin para el que los expertos recomiendan transformarse aprovechando las ayudas de la Unión.

La competitividad y la productividad son dos de los pilares en los que el sector de la industria debe basar su crecimiento.
La competitividad y la productividad son dos de los pilares en los que el sector de la industria debe basar su crecimiento.
Freepik.

El Horizonte 2020 de la Comisión Europea marcaba como uno de sus objetivos que la contribución al Producto Interior Bruto (PIB) de la industria en todos los países fuese de al menos el 20%. En 2019, España no alcanzaba 15%, una cierta carencia provocada por diversas causas (recortes, deslocalizaciones, tensiones comerciales, disrupciones en el sector del automóvil...) que se vio intensificada por el golpe que supuso la llegada de la pandemia del coronavirus el pasado año.

La caída de la actividad manufacturera fue más intensa que la del conjunto de la economía, si bien la recuperación posterior fue más vigorosa. Algunos sectores, como el textil, el calzado y las bebidas, o incluso el automóvil, se vieron muy impactados y se están recuperando más lentamente, mientras que otros como el farmacéutico o el de la alimentación apenas sufrieron el ‘shock’.

Diversos expertos consideran que junto a la relajación de las restricciones, los avances en el proceso de vacunación y la reducción de la incertidumbre, los fondos europeos se han convertirán en uno de los ejes en los que se apoyará la reactivación del consumo y el impulso del sector manufacturero.

En este sentido, cabe destacar que la Unión Europea cuenta con la industria para dirigir las transiciones hacia la neutralidad climática y el liderazgo digital, con el objetivo de que llegue a ser acelerador y motor del cambio, la innovación y el crecimiento. En el Barómetro Industrial 2019 elaborado por el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (Cogiti) y el Consejo General de Economistas (CGE), se señalaba que "el peso de la industrial en el PIB de España es fundamental para mejorar la competitividad de nuestro país, así como el desarrollo de capacidades y de nuevos productos, la innovación, el diseño, su efecto arrastre o la internacionalización, entre otros".

Una gran oportunidad

Para revertir esta situación es esencial que la industria española gane competitividad y productividad y los fondos europeos serán el gran aliado para ello. Numerosos profesionales del sector subrayan la gran oportunidad que tiene el sector para posicionarse mejor, fortalecerse y ser un referente internacional, una serie de fines para cuya consecución los fondos Next Generation UE, que suponen 750.000 millones de euros de los que a España le corresponden unos 140.000, jugarán un papel clave.

Un documento elaborado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y remitido al Consejo Asesor de la vicepresidenta primera del Gobierno de España, Nadia Calviño, apunta que los sectores que más se beneficiarán de la ayuda europea serán el comercio, los profesionales y la industria, que se prevé se lleven 130.000 de los 200.000 puestos de trabajo que el Ejecutivo espera que se crearán por la inversión comunitaria este año. 

El Gobierno invertirá en reforzar capacidades industriales unos 2.000 millones ampliables, que además se apalancarán con el sector privado, en especial en áreas clave como la fabricación de chips o el coche eléctrico. Se trata de tres ámbitos que, tal y como apunta el documento, presentan "una elevada capacidad para absorber los fondos dedicados a la digitalización y a la sostenibilidad" y cuya actividad podría normalizarse gracias a este programa de recuperación.

De esta forma, numerosos expertos ponen el foco en la gran oportunidad que existe para transformar el tejido industrial del país, así como en la ocasión perfecta para que el sector afronte con garantías el nuevo escenario de lo que ya se denomina ‘industria 5.0’, un nuevo paradigma que nace del esfuerzo por entender las actuales tendencias sociales, las nuevas necesidades y la situación real de la industria del país y para cuyo desarrollo es imprescindible disponer de una política europea que asegure las correctas condiciones de la industria en el marco de un nuevo modelo económico basado en la transformación digital sostenible.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión