Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

La alimentación y el ejercicio físico, dos pilares clave para prevenir enfermedades

En su sexta Guía Práctica Consumer, Fundación Eroski aborda de manera detallada cómo la práctica de un deporte adecuado a las características personales ayuda a mejorar el estado físico y psicológico.

La guía Consumer analiza la considerable influencia que la alimentación diaria tiene en el rendimiento físico de un deportista.
La Guía Consumer analiza la considerable influencia que la alimentación diaria tiene en el rendimiento físico de un deportista.
Freepik

La conveniencia de hacer ejercicio físico, el papel del deporte en la prevención y el tratamiento de enfermedades como la obesidad, la osteoporosis o la diabetesy la prescripción individualizada de un programa de ejercicio físico. Esta serie de temas constituyen las principales bases en las que se centra la sexta Guía Práctica Consumer: ‘Deporte: un gran aliado para la salud’, un trabajo editado por la Fundación Eroski en el que se aborda de manera muy detallada el proceso por el cual un ejercicio adecuado a las características y situación personales puede ayudar a mejorar notablemente el estado físico y psicológico.

"¿A quién no le interesan estos temas en una sociedad sedentaria como la nuestra, cuyos hábitos de vida se confirman científicamente como una de las causas del tan manifiestamente mejorable estado de salud de la población?", se señala al inicio de la obra, en la que se habla sobre cuál es la alimentación más adecuada para los deportistas, tanto los que siguen una práctica moderada como los que disputan competiciones.

Algunas de las pautas que se ofrecen para los primeros son las de seguir, además de una correcta hidratación, una alimentación variada y equilibrada. "Necesita comer todo tipo de alimentos, pero procurando que haya un predominio de aquellos ricos en hidratos de carbono, limitando a un máximo del 30% las calorías que diariamente se consumen en forma de grasa y a un 12-15% las calorías en forma de proteínas", se expone. En cuanto a los segundos, el texto indica que "la alimentación diaria influye de forma muy significativa en el rendimiento físico de un deportista, de forma que una dieta adecuada, en términos de cantidad y calidad, antes, durante y después del entrenamiento y de la competición es imprescindible para optimizarlo".

La influencia de los suplementos de vitaminas y minerales –muy exitosos entre las personas que practican ejercicio físico– en la energía del deportista es otra de las cuestiones que se tratan en el manual, junto a la cantidad de proteínas que este puede necesitar diariamente en función de la actividad que lleve a cabo.

Equipo de expertos 

Dado lo ambicioso del empeño y lo específico del tema a tratar, desde la Fundación Eroski se propuso la creación de la guía a un equipo de expertos compuesto por Javier Ibáñez (doctor en Medicina y especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte), Esteban Gorostiaga (doctor en Medicina y Especialista en Biología y Medicina del Deporte) y Mikel Izquierdo (doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte).

Unos profesionales que desarrollaban su actividad en el Centro de Investigación y Medicina del Deporte del Instituto Navarro de Deporte y Juventud y que llevaban varios años investigando la relación entre el sedentarismo y el ejercicio físico intenso y frecuente con la salud de las personas. Su trabajo cotidiano en medicina deportiva –con aficionados y profesionales de élite de diversas disciplinas–, su sistemático estudio de toda la documentación existente en Europa y Estados Unidos al respecto, sus propias investigaciones y la autoría de diversas publicaciones que relacionan el deporte y la salud los avalaban como los expertos idóneos para acometer esta labor.

Una obra que resume muchos años de dedicación profesional de los autores y que, en suma, constituye un manual ideal para mejorar la calidad de vida de todos. 

Una obra útil para todo el mundo

Uno de los elementos que hace más interesante a esta guía es su carácter excepcional. No en vano, se trata de uno de los estudios más amplios y rigurosos que existen en castellano sobre la relación entre la salud y el deporte, contemplando aspectos tan concretos como de qué modo se pueden prevenir algunas enfermedades mediante el ejercicio físico, el papel positivo del deporte en el embarazo o postparto, el tipo de ejercicio más conveniente para nuestra capacidad cardiorespiratoria o qué deporte es el adecuado para mejorar la fuerza y la resistencia muscular.

Y, por supuesto, qué alimentación es la idónea antes, durante y después de la práctica del ejercicio físico, todo ello en función de las características tanto del tipo de actividad como del deportista.

La guía supone así un trabajo notablemente documentado para cuya elaboración se consultaron fuentes que se basaban en estudios de las universidades estadounidenses y europeas más prestigiosas en el ámbito de la investigación de la relación entre deporte y salud y que se diseñó con el objetivo de que resultase útil tanto a las personas sanas como a las que padecen alguna de las enfermedades más comunes de nuestra sociedad.

Una información bibliográfica a la que se suma la procedente de la experiencia profesional de los autores, expertos en diversos campos relativos a estas materias.

Etiquetas