Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

Conectando a través de los sentidos en la Residencia Albertia El Moreral

El centro de La Puebla de Alfindén dispone de una sala multisensorial que permite trabajar la estimulación de los sentidos y la relajación, ámbitos muy beneficiosos para los pacientes con problemas neurodegenerativos.

La sala multisensorial de la Residencia Albertia El Moreral, que permite trabajar en un espacio terapéutico destinado a la estimulación de los sentidos y la relajación.
La sala multisensorial de la Residencia Albertia El Moreral, que permite trabajar en un espacio terapéutico destinado a la estimulación de los sentidos y la relajación.

Una de las preguntas que con frecuencia plantean los familiares de los residentes con deterioro cognitivo severo es de qué forma se puede interactuar con ellos desde el centro. La estimulación multisensorial comprende una serie de técnicas dirigidas a proporcionar todo un conjunto de sensaciones y estímulos específicos a través de los sentidos a personas, en este caso, con avanzado deterioro cognitivo, consecuencia generalmente de una enfermedad neurodegenerativa, como pueden ser las demencias.

Las personas que se benefician de este tipo de terapia tienen en común una pérdida progresiva de capacidades, encontrando dificultades a la hora de generar una respuesta correcta a los estímulos percibidos. Esto no quiere decir que se deje de sentir, sino que no se responde de la manera habitual, esperada o aceptada socialmente. 

En la Residencia Albertia El Moreral disponen de una sala multisensorial que permite trabajar en un espacio terapéutico destinado a la estimulación de los sentidos y la relajación. Para ello, cuentan con equipamiento específico que da a sus profesionales la posibilidad de intervenir de dos formas diferentes: de manera activa, siendo el residente el que explora el espacio y las sensaciones de manera autónoma; o pasiva, con la intervención del terapeuta que propone retos sensoriales. De esta manera, se mantienen las capacidades cognitivas preservadas, ralentizando su deterioro, y se aumenta el bienestar y la calidad de vida de los usuarios, fin último de todas las intervenciones planteadas desde la residencia. 

Asimismo, desde los departamentos de psicología y terapia ocupacional se realizan regularmente tratamientos tanto a nivel grupal como individual, dependiendo de las capacidades que conservan los residentes y de sus necesidades personales. En este sentido, los objetivos principales de la compañía son favorecer la situación personal de cada individuo, mejorando y desarrollando las condiciones psíquicas y físicas. 

Una serie de actuaciones en las que también ocupa un lugar destacado facilitar los apoyos necesarios para que el residente disfrute de diferentes experiencias, así como desarrollar e iniciar estrategias de comunicación e insistir en las capacidades sensorio-perceptivas ajustadas a las posibilidades de cada persona.

Etiquetas