75 AÑOS DE SOLEDAD Y COBARDIA

 Hace 75 años empezó la Guerra Civil española. Hace 75 años empezó la soledad de los familiares de las víctimas y la cobardía de nuestros políticos. Durante el franquismo se promulgó el silencio. Los familiares de las decenas de miles de asesinados y desaparecidos tuvieron que convivir con el miedo. La memoria, la verdad y la justicia quedaron sepultadas por grandes paladas de infamia.

   La llegada de la democracia incorporó el olvido a la agenda de los políticos democráticos. Su comportamiento es aún más execrable. El dictador y sus adláteres prescribieron la historia para ocultar sus crímenes. Los demócratas impusieron el silencio y pisotearon la memoria para preservar sus privilegios.

  Demostraron ser aún más cobardes que los representantes de la dictadura sangrienta. Algunos de estos prohombres han vendido el ideal de una transición española modélica cuando, en realidad, son responsables de la imposición de la ley del silencio.

  Los medios de comunicación, el poder judicial y los responsables de las universidades españolas han participado sin compasión y con gran desidia en este gran drama que sigue pendiente y que algún día habrá que solucionar.

   El 1 de abril de 1939 acabó la Guerra Civil, hace 72 años, tres meses y 27 días. El 20 de noviembre de 1975 murió el dictador Francisco Franco, hace 35 años, ocho meses y 8 días. El postfranquismo y la democracia serán virtuales ganadores el 20 de junio de 2012. Ese día habrán pasado en este país más años y días de democracia que de dictadura y ya no habrá excusa para no resolver el gran drama de la Guerra Civil y el franquismo: la búsqueda de las decenas de miles de asesinados y desaparecidos que siguen enterrados en fosas ilegales.

  En Guatemala se desentierra a los asesinados de hace 25 años. En Iraq a los fusilados de hace 20 años. Cada año se entregan centenares de nuevos identificados a sus familias y se sigue buscando a las víctimas de hace 15 años en Bosnia-Herzegovina.

  Hace dos semanas, el 11 de julio, se entregaron los 613 desaparecidos identificados en el último año en Bosnia-Herzegovina y sus familiares los enterraron en el cementerio de Potoçari, cerca de Srebrenica, donde hace 16 años empezó la masacre más brutal en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

   Aunque sólo han pasado 16 años del fin de aquella guerra, 5.317 personas ya han sido identificadas y enterradas en ese cementerio del este de Bosnia-Herzegovina y otras 188 en otros cementerios del país. Varios miles de cuerpos han sido exhumados y están guardados en almacenes a la espera de ser identificados. En los próximos 11 de julio se seguirán enterrando centenares de bosnios identificados. Una gran lección histórica de la que todos deberíamos aprender.

  Las preguntas que me hago son lógicas: ¿Por qué es tan difícil aclarar un pasado tan remoto en mi país? ¿Por qué las generaciones implicadas en guerras de otro países intentan ordenar el caos y aquí nos sacudimos el bulto con la intención de que sean nuestros hijos y nietos los que se encarguen de los desastres de una guerra que no hicieron? ¿Cómo denominamos a un Estado que incumple durante más de 70 años (de ellos 35 en democracia, no lo olvidemos) con el derecho internacional, que obliga a buscar a todos los desaparecidos, encontrarlos y entregarlos identificados a sus familiares?

   ¿Por qué son más valientes los guatemaltecos, los iraquíes o los bosnios que los españoles? Sus guerras fueron tan brutales como la nuestra. Sus transiciones tan complejas como la nuestra. Sus políticos tan viciados por el olvido y la comodidad como los nuestros. Pero ellos han avanzado y nosotros seguimos empantanados. Y lo más grave: nos permitimos  utilizar el drama de otros como arma arrojadiza.

   No sé si tuvo que debatirse en plena transición. Pongamos que no era el momento. Busquemos, entonces, el mejor momento en los 35 años siguientes: 1982, 1986, 1990, 1995, 2000. Hace 29, 25, 21, 16 ó 11 años. Elegida la mejor fecha, los grupos políticos tenían que haber negociado una salida constructiva al problema, estableciendo un protocolo de acción coherente, haberlo preñado con todas las prerrogativas posibles y con el máximo presupuesto, llamarlo de una manera aceptable para la mayoría y articularlo como una ley modélica. Y hoy estaríamos más cerca del final del túnel y no a años luz.  

   La conclusión es que a los responsables de los partidos políticos les quema este tema como si fueran conscientes de que pueden ser salpicados por los crímenes del pasado. Por supuesto unos más que otros. Algunos saben que hicieron la vista gorda durante los desmanes. Otros fueron colaboracionistas con la dictadura. Otros, demasiados cobardes para revelarse contra la infamia. Todo el mundo tiene más que perder que ganar y es como si se hubiese producido una vergonzosa alianza a favor del silencio y contra las víctimas.

  El milagro de que en España se haya abierto más de 200 fosas y desenterrado 5.300 cuerpos (menos de un millar han sido identificados) se debe al trabajo anónimo de miles de familiares que decidieron enfrentarse a la cobardía de sus representantes políticos y que han contado con el inestimable apoyo de grupos de antropólogos forenses, arqueólogos, historiadores y muchos voluntarios para realizar el largo proceso de búsqueda, exhumación e identificación.

  Siento vergüenza de la totalidad de la clase política de mi país. Cuando me preguntan en el extranjero qué está pasando en España tengo que contestar lo evidente: mis políticos son indiferentes al dolor de los familiares de las víctimas. Todos, sin excepción.

  Los políticos del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español son más culpables por su gran influencia en el poder ejecutivo y parlamentario de los últimos 35 años. Pero la actitud de Izquierda Unida, Esquerra Republicana, Convergencia y Unió, el Partido Nacionalista Vasco y el resto de fuerzas minoritarias tampoco ha ido a la zaga y se han comportado con la misma indiferencia que los dos partidos mayoritarios.

  Ojalá este 75 aniversario del inicio de la Guerra Civil sirviese para potenciar un gran proyecto de búsqueda de los desaparecidos similar al que hay en Bosnia-Herzegovina y que está siendo copiado por países como Colombia e Irak. Porque, nos guste o no, una guerra sólo finaliza cuando sus consecuencias se solucionan. 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a 75 AÑOS DE SOLEDAD Y COBARDIA

  1. ricardo dijo:

    Asumo como propio todo el contenido de tu articulo 75 años de soledad y cobardia, al tiempo que apelo a las personas que perdieron a sus seres mas queridos en una contienda que jamas debio llegar a producirse si no por mor de la intrasigencia y en contra del poder legalmente constituido, a que reclamen su derecho a conocer de que forma y manera pueden serles reconocidos sus desvelos y su sacrificio para con el pais que defendieron con coraje y dando para ello su propia vida, solamente con periodistas concienciados como tu GERVASIO, sera posible esta restitucion de sus derechos y reconocimiento de su esfuerzo. ¡¡ SALUD !!

  2. Buen trabajo Gervasio. Mi enhorabuena por la nota y pongo mi granito de arena en u difusión. Gracias por tus valientes palabras y por tu trabajo fotográfico sobre el tema de desaparecidos. Sds

  3. lola dijo:

    Gracias por existir como periodista etico, lo q todos tendrian q ser…como persona no le conosco aunque por sus articulos tambien sera con principios…Continue, mas como usted necesitamos…
    Me gustaria leer noticias bajo su analisis de la actual situacion en Nicaragua.
    Gracias.

  4. Amaya dijo:

    Interesantes preguntas te planteas, ver los dilemas propios es más complejo que observar los ajenos. Creo que las diferencias que llevaron a la guerra civil española siguen muy presentes… y muy presente en nuestra piel el dolor y el amor por los nuestros, divididos y separados e intentando sobrevivir en aquellos difíciles tiempos. Nuestros políticos andan más preocupados en sus salarios que en lo realmente esencial y eso que ellos también llevarán el dolor en la propia piel. Me cuesta entender con la cabeza.

  5. Susana dijo:

    Gracias Gervasio!! ojalá hubiese más gente como tú, capaz de decir en voz alta lo que pensamos miles de personas!!!
    Estuve en las primeras excavaciones de fosas, en el año 2003 . Tenía 20 años y fue una experiencia que me marcó profundamente. Allí los hijos de los fusilados esperaban recuperar a sus seres queridos, cerrar heridas y sentirse comprendidos. Nos contaban sus vivencias personales con una naturalidad y con una tranquilidad realmente asombrosa , sin rastro de rencor. Recuerdo a Teo, una persona de más de 80 años con el número de identificación de un campo de concentración tatuado en su brazo, un número que le ha acompañado el resto de su vida, y sin embargo irradiaba paz, nos animaba a seguir trabajando y nos pedía que no los olvidásemos.

  6. Susana dijo:

    Me gustaría invitar a todas las personas que leen este blog a conocer al poeta MARCOS ANA, el preso político que estuvo más años encarcelado en nuestro país.
    “Mi vida,
    os la puedo contar en dos palabras:
    Un patio.
    Y un trocito de cielo
    por donde a veces pasan
    una nube perdida
    y algún pájaro huyendo de sus alas”.

  7. Magnífico artículo, Gervasio. Mañana lo pondremos en la web de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, y en nuestro grupo de Facebook.
    Sólo hay un punto en el que no estoy de acuerdo con su artículo, en el papel de ERC (soy madrileño), y especialmente del diputado y amigo Joan Tardá, que en el debate de la Ley de Memoria defendió la aplicación del Derecho Internacional y de los principios de Verdad, Justicia y Reparación a las víctimas del franquismo. Posteriormente ha defendido posiciones similares con respecto a las responsabilidades de las empresas que utilizaron mano de obra forzada, y recientemente para que se homologase a las víctima de las extrema derecha y las fuerzas de seguridad, durante la transición, con las víctimas de ETA.
    Le adjunto los enlaces, y de nuevo, felicitaciones por el artículo.
    http://www.foroporlamemoria.info/noticia.php?id_noticia=2761
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Huw4OJCM5rg%23at=20

  8. Miguel dijo:

    Un artículo que refleja la verdad sin complejos de lo que ocurre con las víctimas de la guerra civil española. Pero es un fiel reflejo de lo que opina la sociedad en su conjunto, en su mayoría. Eso quiere decir que es justo?, pues opino que no. Porque lo opine la mayoría de la población española tiene que ser justo?, pues en mi opinión nos miramos demasiado el ombligo y no nos ponemos en la piel del otro, es decir, en la piel de los familiares de las víctimas. Un ejemplo claro es lo ocurrido con el juez Garzón. En cuanto a los partidos políticos, no todos son iguales o han actuado igual. ERC siempre ha apoyado la derogación de la ley de amnistía de 1977, lo mismo que el BNG, o en el caso de Aragón, Chunta Aragonesista, que aunque ahora no tiene ningún diputado en el congreso desde que se fue Labordeta, ha impulsado en el ayuntamiento de Zaragoza, a instancias de ARMHA (asociación para la recuperación de la memoria histórica de Aragón) un monumento en el cementerio de Torrero dedicado a las más de 3.000 víctimas enterradas en la fosa común, y que ha sido un referente en España.

  9. Querido y admirado Gervasio: Suscribo tu magnífico artículo en su totalidad. Considero gravísima la resistencia de la clase política española (unos más que otros, tienes razón) a solucionar este importante asunto. Recuerdo que cuando un juez sensibilizado con la causa de los desaparecidos a nivel mundial intentó una iniciativa digna, lo masacraron y juzgaron a él. Inaudito. Esperpéntico. A mí me da vergüenza también, Gervasio, de los políticos que dicen representarnos, y que gastan millonadas (prestadas) en caprichosos proyectos, en detrimento de asignaturas esenciales como la que nos ocupa. Muchas gracias por tu valentía, y te mando un fuerte abrazo.

  10. Casi me pongo a llorar recordando las atrocidades que se cometieron en ambos “bandos”.
    Mis abuelos, cada uno de una tendencia politica (coexistiendo ambos despues de la guerra) , me contaban (muy dulcificada) sus historias vividas en la contienda.
    Que no se tengan rediles para afrontar la cuestión de desenterrar, identificar etc. y así honrar a los fallecidos, creo (siempre a costa de equivocarme) es un acto máximo de cobardía…… es como la hipocresía en las familias, todo va bien de cara a la galería mientras de espalda se escupen a los ojos.
    El famoso dicho “un pueblo que olvida esta dispuesto para repetir su pasado”……… cada uno tiene lo que se empeña; o despeña.
    Sr. Gervasio, no le conozco, pero ahora conozco su “intención” (MUESTRATE, O ELIGE ESTAR PRESENTE). Gracias por esta brillante exposición.
    Mercurio Marin

  11. Querido Gervasio quizás la respuesta más sencilla sea que , cuarenta años de dictadura se encargaron de recordarles a los perdedores quienes habían ganado la contienda.Y eso son muchos años, muchos primeros de Abril, muchos 20 de Noviembres y muchos 18 de Julio.Como comento en algunos foros y trabajos, mi madre aún hoy tiene miedo. Y eso es muy triste.Bienvenido al carro de los buscahuesos de tu propia patria, tu trabajo y tu visión seguro que no ayudará muchísimoGracias.Un abrazo.Eloy Alonso.
    http://www.youtube.com/watch?v=6xbeJ0-HK1c&feature=related
    http://video.publico.es/videos/0/66885/1/recent

  12. Marta Oyaga dijo:

    Estimado Gervasio, soy estudiante del Máster Oficial en Periodismo de la UCM y estoy realizando el proyecto final del mismo sobre los corresponsales de guerra y sus limitaciones en el desempeño de su trabajo, por eso me pongo en contacto con usted para que me pueda contestar un cuestionario y me pueda ayudar, de esta forma, a elaborar mi tesina. Necesitaría que me mandase un correo. Enhorabuena por el blog!
    Muchas gracias de antemano. Un saludo.

  13. Perdona la errata, tu trabajo y tu visión nos ayudará muchísimo.Gracias.Un abrazo.Eloy Alonso

  14. Pingback: Gervasio Sánchez. 75 años de soledad y cobardia | Pamiela

  15. Layret dijo:

    Gracias por dedicar su vida a unas causas tan nobles.

    En nuestra web le hemos hecho un humilde homenaje con un post.

    Atentamente,

    Layret

    http://www.masoneria-liberal.com/2011/08/los-desastres-de-la-guerra.html

  16. lydia dijo:

    Bueno , de vez encuando encontrarse a alguien que se para a pensar le hace a una pensar que és posible que lo único que falla és la coordinación , la conexión entre unos y otros , quizas no estemos tan verdes como pensamos .

    És posible que no nos hayamos dado cuenta de que el mayor proposito sea el interés a que se entierre todo lo que paso, y sea el mismo tiempo, y el conseguir tenernos dispersados ,quien lo haga posible, que paradoja que en un periodo de la història en donde las comunicaciones son extraordinariamente fáciles nos sea imposible llegar a la unión , y en este momento me planteo…. quizas el cometido de esta permisibilidad en linea sea que cuanta más via de cominicación mas opciones de entretener en distinos lugares la mente y así , de esta manera no profundizar en nada… quizas era por eso que no les importo que el genio saliese de la lampara y sólo en estos últimos meses donde una “casi “casualidad ha puesto al descubierto que tambien puede haber alguien que de una forma imprevista haga saltar la chispa como ha ocurrido en las convocatorias de los indignados , pero bueno , alguno se habrá quedado más tranquilo viendo que hasta un golpe así de suerte , se ha quedado en casi nada.

    Gracias.

  17. Enric Vilert dijo:

    Apreciado Gervasio, ahora tengo mas horas disponibles que en tiempos pasados y estaba leyendo tus artículos. Al leer este me ha venido a la memoria el día que inauguraste tu exposición “desaparecidos” en Barcelona. Sirvan estas rayas para reafirmarme en lo que te dije, que vergüenza de Pais el que vivimos donde miles de persona no han podido enterrar a sus seres queridos ni tan solo saben donde se hallan al cabo de 75 años de la guerra civil. Y luego hablamos de países subdesarrollados; en lo que se refiere a tener coraje, hacer justicia, memoria histórica, o respeto a los derechos humanos, somos nosotros que estamos en el tercer mundo. Que pena, que poca vergüenza de todos los gobiernos, sean del color que sean, que han pasado desde la recuperación de la democracia, que no hayan sido capaces, por falta de voluntad, de dar una solución a este problema.
    Gracias a personas como tu, con su trabajo, valentía y tu honradez, estos son temas que no se olvidaran y quisiera pensar que, aunque tarde, algún dia los descendientes de los desaparecidos podrán enterrar a sus seres queridos, lastima que muchos no habrán vivido lo suficiente para morir en paz.
    Salut i República !!

  18. Pingback: Retratar el drama dels desapareguts | Des dels ulls d'un Nin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *