Ponga un pecha-kucha en su vida

La primera vez que leí el término pensé que venía del euskera. Estaba en Barcelona, en el Campus Gutenberg de la Universidad Pompeu Fabra y la hipótesis no terminaba de cuadrar.

Pero la realidad es aún más global. La palabra ‘pecha-kucha’ deriva de un término japonés que imita el sonido de una conversación (‘chit-chat’). A mí me recuerda también las palabras cháchara y cuchicheo, y también las expresiones que indican algo rápido, que se resuelve en un ‘plis-plás’. Y algo de eso hay también en los pecha-kuchas que comienzan a verse en los programas que están a la última. Los próximos están anunciados en la Noche de los Investigadores que tendrá lugar en Zaragoza el viernes 23.

Se trata de un formato de presentación creativa mediante el que se expone algo de manera sencilla e informal. Ya sea un trabajo, un tema o un proyecto. ¿El objetivo de este alto grado de concisión? Mantener el interés del público. Y es que seguramente todo lo que queremos compartir con una audiencia puede resumirse en 6 minutos y 40 segundos, duración original de los pecha-kucha   japoneses. Sobre todo si queremos que recuerden algo al acabar.

La Noche de los Investigadores zaragozana incluye esta ágil modalidad de presentación, que traducen en la programación como ‘conferencias flash y presentaciones fotográficas’. El histórico Paraninfo de la Universidad se moderniza para dar cabida , a partir de las 16.45 del viernes, a pecha-kuchas de 10 minutos como:

  • ‘Los roll models de las investigadoras en informática’, donde las investigadoras Sandra Baldassarri, del I3A, y María Villarroya de la Asociación de Mujeres Técnicas y Científicas se preguntarán si influye la imagen friki de los informáticos en que esta profesión no sea atractiva para las mujeres;
  • ‘Cambio climático y degradación reciente de los glaciares’, con imágenes de estos fenómenos a cargo de Javier Chueca y Asunción Julián del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio;
  • ‘Relación entre la música y la literatura’, donde Marita Nadal y Constanza del Río, del  Grupo de Investigación Narrativa Inglesa Contemporánea, nos demostrarán que la literatura está presente en nuestras vidas aunque no nos demos cuenta.
  • ‘La evolución del zombi: de muerto viviente a viviente muerto, el espejo de una sociedad capitalista’, un análisis cultural y filosófico de la elevada presencia actual de estos personajes en películas, literatura y cómics, por Jessica Aliaga, del Grupo de Investigación de Narrativa Inglesa Contemporánea.
  • ‘Ordenadores emocionales: mejorando la comunicación de las personas’, por las científicas del GIGA Eva Cerezo y Sandra Baldassarri.
  • O ‘Retrato de sistema genético mitocondrial: pequeño pero bello’, por Julio Montoya (CIBER Enfermedades Raras de la Universidad de Zaragoza).

Y muchas más pecha-kuchas, en el Paraninfo y en la sala CAI Luzán (Paseo Independencia, 10).   

Otras muchas actividades gratuitas conforman esta tarde-noche de los investigadores. Talleres  para aprender a hacer mapas, jugar en una mesa interactiva, ‘manipular’ el ADN… Conferencias y coloquios, de los dinosaurios a la nanociencia, con la participación del astrónomo de la Agencia Espacial Europea Pedro García Lario, que propone explorar, desde Ibercaja Zentrum, los lugares más fríos y distantes del Universo, a través del telescopio espacial Herschel.  Y también actividades, deportivas, documentales, puestos demostrativos, y hasta conciertos y sesiones de baile. Una Noche de los Investigadores “con espíritu lúdico y festivo, con actividades para todos los públicos, muy interesantes, divertidas y variadas”. Desde las 17.00 hasta las 23.30, en el centro de la ciudad: edificio Paraninfo, Ibercaja Zentrum, museo Pablo Serrano, sala CAI Luzán, centro Joaquín Roncal y plaza de España.

Porque los investigadores salen este viernes a la calle no solo para contar lo que hacen en su trabajo y cómo mejora nuestras propias vidas, sino también para mostrar sus aficiones en la vida cotidiana, que a veces coincidirán con las nuestras.

Zaragoza no es la única ciudad que celebra está noche tan especial. De forma simultánea, tendrá lugar en un total de 150 ciudades europeas, pues se trata de un proyecto incluido en el VII Programa Marco de Investigación de la Unión Europea que tiene como objetivo “mejorar las perspectivas de carrera de los investigadores en Europa y atraer más jóvenes investigadores de calidad”. La Fundación Araid del Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza y Esciencia son los organizadores de la noche zaragozana, hermana de las noches que se vivirán en Burgos, Gerona, Las Palmas de Gran Canaria, León, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Salamanca y Valladolid.

¡Buenas noches!

Esta entrada fue publicada en Divulgación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ponga un pecha-kucha en su vida

  1. Yo también creí en principio que lo de pecha-kucha venía del euskera, pero me extrañó que no se escribiese petxa-kutxa. Tenía pendiente buscar el origen y tu entrada en el blog me ha ahorrado el esfuerzo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *