Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sanidad

El calor, un problema para los puestos de comida ambulante de Echegaray

Paredes para cubrirse del sol, pantallas para proteger los alimentos, agua y neveras son algunos de los requisitos que se le imponen a los puestos de comida ambulantes. Algunos no los cumplen a pesar del estricto control.

G. Aragón. Zaragoza Actualizada 14/10/2011 a las 20:21
21 Comentarios
Los productos se protegen con una cubierta de plásticoG. A.

'''
Tres paredes para cubrir del sol y pantallas para proteger los alimentos son algunas de las obligaciones sanitarias que se le imponen a los locales que venden comida en paseo Echegaray y Caballero durante las fiestas del Pilar.

Tener agua, nevera y recipientes para la basura "debidamente aislados" son otras de las exigencias sanitarias de las autoridades. Desde la DGA aseguran que es una obligación del Ayuntamiento de Zaragoza hacer cumplir las condiciones sanitarias. Desde el consistorio, afirman que es una competencia del gobierno de Aragón.

Hay 40 puestos en la zona, de los que unos 20 son de comida. La mayoría cumplen las normas, aunque no todos. Y responsables de algunos bares y restaurantes del centro de Zaragoza piden controles más estrictos. Alegan que aunque no los ven como competencia, sí se les debería exigir más medidas de control.

"Tienen que entender que esto no es un restaurante, estamos unos días y nos vamos", responde Iván Valera, que tiene un puesto de jamones asados. A él ya le han visitado los inspectores de sanidad y le pidieron que instalara un extractor para el humo. "Es ridículo, estamos al aire libre", se queja el comerciante, que de momento todavía no lo ha instalado.

Hasta el momento, no se ha informado nada sobre las observaciones de los inspectores ni se ha respondido a las quejas por lo que los comerciantes del lugar califican de "exigencias exageradas".

Como  indican los responsables de los puestos, son pocos los locales -que comercian con alimentos- que no hayan tenido que recibir la visita de un inspector, la mayoría asegura haber superado hasta tres inspecciones en lo que va de semana. Afirman que no hay sanciones, pero sí muchas recomendaciones.

Las personas que montan este tipo de negocios ambulantes viajan mucho y conocen la realidad en otras ciudades de España. Todos los consultados por este periódico aseguraron que Zaragoza es la ciudad más complicada para trabajar, por la gran cantidad de controles que se deben superar. "Nos piden mucho y aún cumpliendo todo, nos dicen cosas como que ellos nunca comerían en un puesto de la calle. Parece que el objetivo de los inspectores es que cierres", dice Valera.

El sol y las moscas

"Aunque nos quejemos, estoy seguro de que la DGA y sus inspectores hacen que los requisitos se cumplan, nos jugamos mucho. Cualquiera puede denunciar si se produce una intoxicación", comenta Pedro Jiménez, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Aragón.

Ángel Ramos es propietario de un puesto donde se venden asados. A él le han hecho varias observaciones y se niega a responder preguntas sobre las medidas de salubridad en su local: "Es una tontería, no voy admitir que incumplo normas".

Sus propios compañeros de la zona denuncian que varios puestos no disponen de un grifo de agua -que por ejemplo sirve para limpiar la plancha donde se asan los productos a diario- y utilizan garrafas de agua en su lugar, como pudo comprobar Heraldo.es.

Como suele suceder en este tipo de mercadillos, las moscas son abundantes por el olor de la carne y otros productos frescos. Para evitar eso, Luis Arroyo opta por quemar citronella, cuyo humo espanta a esos insectos. "Solo vendo productos curados y cocidos, no hay problema, es algo que se hace en muchas ferias", comenta este catalán.

"Las hierbas que tengo a la vista son solo de exposición, las que vendo están empaquetadas"
, cuenta Manuel Carrasco, dueño de varios puestos de caramelos y hierbas. A él le pidieron que instalara una pantalla para proteger los chuches que vende. Tenía algunas colocadas y el resto están pedidas, pero no le han llegado. De momento, una cinta de plástico hace esa función.

Él asegura que sus productos están protegidos del sol y que "si no se vende una chuche, se cambia con frecuencia" para que no esté en mal estado.

Precisamente para conservar sus tartas, Maite Albizuri coloca hielo debajo de ellas. Las trae todas hechas desde que viene a la ciudad, "porque en locales ambulantes es complicado manipular los alimentos". Cierra al mediodía, por lo que el sol no da directamente a su vitrina, y por la noche se guarda todo en una nevera. Según ella, todo se mantiene fresco de esa forma.
'''
$(html_text)
'''Tres paredes para cubrir del sol y pantallas para proteger los alimentos son algunas de las obligaciones sanitarias que se le imponen a los locales que venden comida en paseo Echegaray y Caballero durante las fiestas del Pilar.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Tres paredes para cubrir del sol y pantallas para proteger los alimentos son algunas de las obligaciones sanitarias que se le imponen a los locales que venden comida en paseo Echegaray y Caballero durante las fiestas del Pilar.
'''
$(html_text)
  


  • Umm06/12/12 00:00
    :P umm que ganas que lleguen los feriantes ummm :P siempre les compro y siempre les comprare TIQUISMIQUISSS DE miER$%&  :P ummm chuchesss que ricoooo
  • mortadelo16/10/11 00:00
    Que asco de ciudad !!
  • mauricio16/10/11 00:00
    eso parece el tercer mundo......como es eso de que hay moscas y la gente no cumple las normas.....
  • ELena-Z15/10/11 00:00
    Pues a mí no me parece ninguna tontería ni ninguna exageración que Sanidad exija que se cumplan las normas. No nos podemos quedar en que si hay una intoxicación el afectado puede reclamar... Lo que no entiendo, realmente, es que se permita la venta de productos alimenticios crudos o que se cocinen en esos puestos, sobre la marcha. Me parece contrario a las más mínimas normas sanitarias. Si esas mismas personas quisieran montar una tienda, les exigirían de todo. SIn embargo, en un puesto de esos, con decir que pones hielo debajo de las tartas, ale, a comer... ¿Cuanto durará ese hielo con el calor que hace? ¿Dos horas? Y las trae hechas... ¿de dónde? ¿y cómo? En fin, yo soy como los inspectores: ni cola comería algo en un puesto de esos...
  • cr5915/10/11 00:00
    ¿Y por qué se puede vender practicamente todo tipo de comida en la calle casi todos los fines de semana de verano, (mercadillo ecológico, medieval, pilares, etc) y se multa si se expone, sobre todo las verduras en las puertas de estos comercios, o simplemente se ponen las tapas ya cocinadas en las barras de los bares?. Son misterios de estas ordenanzas municipales nuestras, que ciertamente nunca llegaré a comprender.
  • somontano15/10/11 00:00
    Veo que tanto la DGA, como el Ayuntamiento, se disparan la responsabilidad de exigir que se cumpla la Ley. Por otro lado, creo que estos puestos de comida son un foco de infección, y que deberian ser prohibidos, en primer lugar para evitar la economia sumergida. ¿Cuantos de estos comerciantes pagan los mismos impuestos que los establecimientos fijos? En segundo lugar, como se desarrola en el articulo, parece que las obligaciones no deben de cumplirse, como son temporales, para que vamos a instalar los aparatos que fija la ley si mañana me voy. La ley y las normas estan para ser cumplidas, sin preferencias. Es facil, si todos somos iguales, no hay mucho que añadir, para todos las mismas normas.
  • q15/10/11 00:00
    ANONIMO. Una cosa es que sean autónomos,otra que pasen unos requisitos y otra que tengan que hacer muchas solicitudes. Los autónomos están en su derecho, por la cuenta que les trae enlos tiempos que corren, a ganarse la vida. Los requisitos son para cumplirlos todos, pues hay gente en servicios parecidos que están todo el año recibiendo visitas de Sanidad.En cuanto a las solicitudes, unos harán muchas y otros se las enviarán hechas. Quiero decir que, por ejemplo, yo voy como ciudadanos español a ciertos Ayuntamientos de la provincia a tramitar algo y poco menos que me vuelven loco. Va un extranjero y lo llevan de la mano, porque somos muy progretas y al extranjero hay que mimarlo, que para eso nos están salvando la caja de la Seguridad Social Española. Eso sería mentira porque hay que ver las cantidades nimias que pagan la mayoría, pero derechos tienen más que yo.
  • Jb15/10/11 00:00
    Que prohíban los puestos, y también los carros que venden helados, los que venden algodón de azúcar, los que hacen gofres, los de palomitas,y las churrerías,y también los que venden refrescos, que lo prohíban todo. Lo que hay que hacer es informar de la normativa que cumplen y cada cual que decida.que manía con prohibir
  • zeus15/10/11 00:00
    Claro que no es ninguna tontería.Mientras no pasa nada todo va bien ¿y si pasa? entonces a buscar culpables ¿no? pues el que no cumpla las normas que le hagan marchar.
  • A COMER, A CASA15/10/11 00:00
    La culpa no la tiene el que vende, la tiene el que compra. Si nadie lo hiciese, poco durarian...
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo