Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

GASTRONOMÍA

Zaragoza sabe a mar

Las especialidades culinarias que se preparan con pescados y mariscos rivalizan con la gastronomía autóctona. No solo estamos enamorados de nuestro ternasco. La ciudad también sabe a mar, como lo demuestran los numerosos bares y restaurantes.

P. ZAPATER Actualizada 18/10/2011 a las 12:31
Etiquetas
17 Comentarios
Zaragoza sabe a marHERALDO

Los zaragozanos siempre han anhelado el mar: “Zaragoza independiente y con salida al mar”, una frase con sorna pronunciada, por lo general, en contextos festivos. Sin duda, a muchos aragoneses les gustaría que la Comunidad tuviese mar. Somos una región interior, que se pirra por la costa y acude en masa a las playas de las vecinas provincias catalanas. Esa condición de ser una región tan cercana y, a la vez, tan distante del litoral, se refleja en los deseos de muchos zaragozanos, y en no pocos establecimientos de la capital del Ebro.

En Zaragoza, las especialidades culinarias que se preparan con pescados y mariscos rivalizan con la gastronomía autóctona. No solo estamos enamorados de nuestro ternasco. La ciudad también sabe a mar, como lo demuestran los numerosos bares y restaurantes con nombre marino en sus rótulos, o con alguna especialidad difícil de pescar por estas latitudes.

Faenando por el centro de la ciudad, es fácil echar las redes y dar con algunos ejemplos: en la calle Cinco de Marzo, en Zaragoza, encontramos establecimientos como La Mejillonera, El Calamar Bravo (antes en la calle de Moneva), La Mar Salada (que también tiene otro establecimiento en el Actur); en el Tubo han echado el ancla Papamar, La Ballena Colorá y Gamberetti. Mención aparte merece la degustación de anchoas en Bodegas Almau.

No muy lejos de allí el olor a sardinas a orillas del Ebro nos lleva hasta La Flor de la Sierra (San Valero, 8). Las gambas y mariscos de Belanche evocan también el aroma meditarráneo. En la plaza de Santa Marta, no se pueden obviar los guardiaciviles (bocatitas de arenque), la gran especialidad de El Lince.

Los rótulos de los bares tienen sabor salado en la Taberna de los Atunes, (Manifestación, 23), la Casa de Mar (San Andrés, 9), La Casa del Bacalao (Don Jaime I, 4), Restaurante La Mar (Plaza Aragón), La Gamba de Oro (San Pedro Nolasco), El Cantábrico (Paseo de Pamplona), Rías Gallegas (Gascón de Gotor), Escualo (José Pellicer), Moby Dick (María Moliner)... un sinfín de referencias para chuparse los dedos.

Otros establecimientos no poseen un nombre marítimo, pero si reflejan en sus raciones esta querencia: el arroz con bogavante en la Marisquería Azoque; el pulpo a la gallega de O Cachelo, en el Coso Bajo, los boquerones del Amblas y las anchoas del Agustín, en las Delicias; los callos de bacalao en el J3 (Jorge Cocci); las anchoas con hielo picado en el Palomeque (Palomeque, 11), el Gran Venecia en el Barrio de Torrero o el Buñuel en Delicias... un mar de posibilidades. Cocederos de mariscos, como el de Utebo. Incluso una conservera no muy lejos, en Albalate del Arzobisbo, Teruel, donde envasan anchoas, boquerones y otros frutos del mar.

Pero, ¿cuál es el motivo de tanta recurrencia marina en Zaragoza? Tal vez esa proximidad lejana, saber que nuestro río Ebro zigzaguea y se abre camino hasta el mar.Tuvimos playa en el Ebro, la de los Ángeles, y tenemos ahora, en el parque de Luis Buñuel. Hasta Club Náutico, en Echegaray y Caballero. Incluso Mar de Aragón, en Caspe. ¡Por allí resopla!


  • pepe19/10/11 00:00
    Pues entre el sabor y lo mal que huele, se me corta la digestión. No he visto sitio que apeste más.
  • Manolo18/10/11 00:00
    Completamente de acuerdo con Lourdes. En Zaragoza cuesta encontrar lugares de comida que tengan, no ya una calidad, sino un buen hacer a precio justo y los que hay, mejor que no salgan ni citados. Que cada cuál se patee y busque. 
  • Lourdes18/10/11 00:00
    eso de que "Faltan muchos...", la restauración de calidad brilla por su ausencia en Zaragoza, y meter como paradigma de alta cocina a la Lobera de Martín, pues qué quieres que te diga, poco viajado, y poco bien ha comido al que le guste salir de una antigua tasca oliendo a pescado y soltando cien euritos por un lenguado a la plancha SIN GUARNICIÓN...las anchoas de las Almau, o de Aparicio, las croquetas del Doña Casta, un rabo de pulpo en el O'cachelo o incluso las bravas del Texas son un caprichillo que casi todos nos podemos permitir algún día, pero hombre que para comer ostras ya habrá tiempo y para que te atraquen en restaurantes que no dejan de ser bares con mesas y mantel de tela pues como que no. Saludos y a preparar la comida.
  • Gauloise18/10/11 00:00
    Lourdes: "la restauración de calidad brilla por su ausencia en Zaragoza". A partir de ahí me he tomado a risa el resto de lo que has escrito. Nadie dice que La lobera sea un paradigma de alta cocina, pero utilizan productos de la mejor calidad y el precio es el adecuado, sin más.
  • Lourdes18/10/11 00:00
    Gauloise...Eso de que te tomes a risa el resto de mi comentario me parece perfecto...me gusta que la gente sonría por la ciudad, y se suele vivir más y mejor teniendo una existencia dichosa. En cuanto al resto de mi comentario, Zaragoza con más de 700.000 habitantes, ¿cuántas estrellas michelín tiene?, ¿puedes nombrarme más de 5 chefs reconocidos que cocinen en Zaragoza?, los buenos productos no siempre tienen que ser carísimos (el ejemplo del bar-tasca-restaurante que comentaba antes). Creo que se ha de apostar por una cocina de temporada, por productos de la tierra. Paséate por el Sur de Francia y come en cualquier restaurante de Pau o Biarritz, por ejemplo, interior y costa, carnes y marisco, eso sí son precios ajustados a la calidad, presentación y servicio, que salvo honrosas excepciones, cuesta encontrar en Zaragoza...al menos a mi'
  • jilito18/10/11 00:00
    Oye! me encanta tanta diversidad de opiniones y participacion en un tema que me encanta como es la comida. No he podido evitar decirlo.
  • Jorge18/10/11 00:00
    El bar Aparicio, con sus anchoas añejas en barrica. Ya son varias generaciones de zaragozanos que regentan ese bar.
  • Faltan muchos y sobran otros18/10/11 00:00
    "En la plaza de Santa Marta, no se pueden obviar los guardiaciviles (bocatitas de arenque), la gran especialidad de El Lince." Menuda chorrada estando al lado el Tragantua que tiene hasta pecera con marisco vivo. Marisquería Tony en don Jaime, la arrocería de casa Juanico en la calle Santiago, Puerto de santa maria en el paseo de la Mina, la Lobera de Martín y los Cabezudos tiene mucha mejor calidad que la mayoría de lso que citáis, La mar es bueno pero de precio prohibitivo, el de Gascón de Gotor es Rías Gallegas (no rías Baixas). En fin un artículo un poco raro y sospechoso. ¿No será que los nombrados han pasado por caja?.
  • Leticia18/10/11 00:00
    Menuda chorrada de noticia! Todo publicidad. Por cierto, soy gallega y aqui es imposible encontrar el pescado de allí.
  • begoña gabasa cano18/10/11 00:00
    En la zaragoza de mis entretelas decíamos un refran que era"estoy más harta que Tarragona de pescao"..ahora vivo en Tarragona, que tiene mar, y me pregunto ¿qué pescado?, porque si sarinas, gambas y poquito más y sigo opinando que el mejor pescado y marisco lo he comido en Zaragoza, evidentemente transportado de ciudades marítimas, pero...Tarragona en eso deja mucho que desear. Como echo de menos casa Belanche PD!!!!!!
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual