Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

PATRIMONIO

Finaliza la restauración de la segunda fase de la muralla de Albarracín

europa press. teruel Actualizada 03/12/2011 a las 18:58
Etiquetas
0 Comentarios

El Centro de Restauración de Albarracín ha concluido la segunda fase de intervención en la muralla de la ciudad, concretamente en el tramo ameandrado que bordea el emplazamiento de la ciudad, a partir del museo de la localidad.

Se ha restaurado un tramo de unos 15 metros de longitud, con un total murado de unos 45-50 metros cuadrados. Era este uno de sectores de la muralla más deteriorados y ocultos entre la maleza de la ladera, que tras las excavaciones arqueológicas desarrolladas, dio como resultado una sorprendente muralla de 1,5 metros de anchura aproximada.

A partir de los muros encontrados se ha realizado un afianzamiento y reintegración de del mismo, con buena parte del material que había caído por deterioro ladera abajo, recreciéndose parcialmente para su fácil lectura, de manera que sirva a su vez de parapeto de seguridad de la zona, han detallado desde la Fundación Santa María de Albarracín.

A este recrecido se le ha embutido una acera también de piedra, que sirve para facilitar el acceso de peatones al aparcamiento que en la actualidad bordea y que en su día quizás pudiera identificarse con el adarve de la muralla. A su vez ha sido muy importante la labor de drenaje de las tierras que contiene, y que se corresponden con la plataforma útil del denominado campo de San Juan. Por otra parte estos rellenos pegados a la muralla contienen restes cerámicos medievales, así como viejos desagües de la primitiva ciudad.

Próxima restauración
Esta segunda fase de restauración de la muralla podrá continuarse el año próximo hasta alcanzar la muralla más evidente, en el tramo de acceso a la Torre Blanca. De este modo se completará la fisonomía original de esta muralla, apareciendo un paisaje francamente distinto en esta parte meridional de Albarracín.


En décadas pasadas, con la buena intención de evitar el riesgo de caía, se instaló un borde ajardinado sobre esta mural, de manera que se contribuyó al deterioro de la muralla, creando un paisaje nuevo de falsa frondosidad incluso en invierno. Con este planteamiento se redescubre un paisaje nuevo, más autentico con el entorno, presidido por el cañón del río Guadalaviar, que emerge nuevamente como ya se puede ver en el tramo recuperado.

Estos trabajos se enmarcan en el proyecto de recuperación de la muralla que lleva a cabo la Fundación Santa María de Albarracín con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, y que comenzó el año pasado con la restauración del tramo contiguo a la Catedral. Previamente se abordó la mejora del sector que limita el aparcamiento bajo el castillo, con el apoyo de una entidad financiera, y bajo uno de los cursos de paisajes urbanos que desarrolló esta Fundación.

Progresivamente se completa la recuperación de la muralla más desconocida, pero importante para la configuración de esta ciudad histórica, en la parte más meridional de la misma, evitándose a su vez, el riesgo de desprendimiento de estos viejos muros con evidente peligro para el paseo fluvial que se desarrolla a su pie, siguiendo el curso del río.

La finalidad es revalorizar la muralla y el paisaje de Albarracín, rescatando uno de los valores patrimoniales más evidentes como es su muralla, evitando el susceptible deterioro y desprendimiento de la misma.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual