Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ciencia soñada... en el año 2000

Una certeza que viene de la teoría y la observación

En el año 2000, el físico teórico José María Martín Senovilla soñó en Tercer Milenio con la detección de ondas gravitacionales.

José María Martín Senovilla 01/03/2016 a las 06:00
Etiquetas

¿Cómo estamos seguros de que la radiación gravitatoria existe, si no hemos sido capaces de observarla hasta ahora?

La respuesta afirmativa procede de dos frentes distintos. Uno teórico y el otro observacional.

El primero simplemente se basa en que todas las teorías que tenemos actualmente para describir correctamente el campo gravitatorio, y en particular la Relatividad General de Einstein, predicen la existencia de tal radiación y también que su velocidad de propagación es la misma que la de la luz. Esta es la misma situación en que se encontraba la Física desde la predicción teórica de Maxwell y antes del descubrimiento de Hertz.

El observacional se basa en el hecho de que la radiación gravitatoria ya ha sido detectada indirectamente. El radiopúlsar PSR1913+16 y su estrella de neutrones compañera, en la constelación del Águila, forman un sistema estelar binario fuertemente acoplado del que, por métodos sofisticados, sabemos medir los diferentes periodos orbitales y de rotación. Se observa un descenso en el periodo de rotación que se interpreta como debido a una disminución del tamaño de la órbita causado por emisión de ondas gravitatorias. Las dos estrellas que componen este sistema son de neutrones. La visible desde la Tierra lo es por emisiones de radio. La compañera solo es posible detectarla de forma indirecta.

El acuerdo entre los cálculos basados en la Relatividad General y lo observado es excelente, y nadie duda de que ello indica que la radiación gravitatoria existe. De hecho, Hulse y Taylor recibieron el premio Nobel de Física en 1993 por este descubrimiento.

José María Martín Senovilla es catedrático de Física Teórica de la Universidad del País Vasco
 
SIGUE LEYENDO
Un Universo oscuro a nuestros ojos
La graviceguera, ¿un mal sin cura?
¿Qué nos traerá el dominio de la radiación gravitatoria?
Interferometría láser a la caza de nuevas ondas

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual