Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

En colaboración con Itainnova

Reportaje

Los satélites Sentinel también miran a Aragón

Los usuarios de las imágenes de los Sentinel son instituciones públicas, centros de investigación y empresas que descifran la información que es útil para el ciudadano. 

Carmen Serrano Actualizada 27/03/2017 a las 10:53
Zaragoza, vista por el satélite Sentinel-2A: el color rojo es vegetación; el verde oscuro, construcciones; el claro, terrenos desnudos; el gris, vías de comunicación; el blanco, cubiertas planas; y el negro, agua.ESA

Tanto las imágenes como el conjunto de datos de Copernicus precisan conocimientos para ser interpretados, por lo que sus usuarios son instituciones públicas, centros de investigación y empresas de diferentes sectores, que los traducen a información útil para el ciudadano. Como Remot, una ‘spin off’ de la Universidad de Zaragoza que emplea las imágenes de los Sentinel para sus predicciones en materia de agricultura. «Es muy fácil registrarse en la web de Copernicus –asegura Lucía Martínez, de Remot–; delimitas la zona que quieres observar y obtienes las imágenes de los Sentinel, que tienen muy buena resolución y que ahora también se descargan mejor».

Tecnalia, en su sede ubicada en Aragón, utiliza Copernicus «para prestar servicio en materia de contaminación urbana y para aplicaciones turísticas». Su director de Mercado, Jesús Marco, cuenta que en su sede de Vizcaya emplean las imágenes de satélite «para observar la evolución de las medusas en el Cantábrico y vigilar la contaminación oceánica».

El grupo de investigación Geoforest de la Universidad de Zaragoza, especializado en teledetección, analiza con Copernicus la respuesta natural del suelo frente a los incendios. Rafael Martínez, del Colegio de Geógrafos, asegura que las imágenes captadas por los Sentinel «tienen muy buena calidad, mucha precisión y aportan abundante información». Claro que lo óptimo sería, a su juicio, «que los datos se distribuyeran ya traducidos».

También el Gobierno de Aragón, a través de su Instituto Geográfico, y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) manejan a diario las imágenes de Copernicus, un programa que se dio a conocer en Aragón con la gran avenida del Ebro de febrero del año 2015. Fue, entonces, el Servicio de Emergencias de Copernicus el que dirigió sus ‘centinelas’ hacia las aguas del Ebro para conocer en tiempo real la magnitud del suceso.

Fernando López Martín, director del Instituto Geográfico de Aragón, cuenta que las imágenes de satélite les son de gran utilidad «para evaluar el uso del suelo y para ordenación del territorio». El instituto distribuye los datos de Copernicus desde su web y «al mes hacen uso de ellos 45.000 personas, que se descargan ocho gigas diarios de información, desde cartografía hasta ortofotos y fotos aéreas». López Martín, inmerso estos días en el cambio de infraestructura de datos espaciales del Gobierno de Aragón hacia software libre, dice que agradecería a Copernicus «un primer procesado de las imágenes».

La CHE, por su parte, además de utilizar y distribuir la información del programa europeo, aporta también al mismo datos hidrológicos, de embalses y ríos, y meteorológicos, sobre todo temperaturas. Y valora así las imágenes de los Sentinel: «Están vectorizadas en capas para elegir lo que interesa, todo georreferenciado; y se pueden medir superficies y enlazarlas después si se quiere con las referencias catastrales».

La Agencia Espacial Europea, la de Medio Ambiente y la Comisión Europea aúnan sus voces en una misma dirección: los datos extraídos de la Tierra por Copernicus, que Estados Unidos también utiliza, «son de uso libre y gratuito» para todo el mundo. Que cada uno los emplee como quiera y pueda, para predecir y prevenir, para, en definitiva, cuidar nuestro hogar.

SIGUE LEYENDO:

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo