Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Automoción

Y el coche se hizo autónomo

Cuando el automóvil realmente haga honor a su nombre, tendremos que acostumbrarnos a circular con el piloto automático activado a 120 km/h y a solo 5 metros de un camión. Dentro de quizás no más de cinco años, todos los vehículos dispondrán de algún tipo de automatismo o serán capaces de conducirse de modo completamente automático en algunos lugares. Los vehículos autónomos ya se prueban en carretera.

Jesús Monclús 01/03/2016 a las 06:00
Etiquetas
La conducción autónoma permitirá optimizar el tiempo y convertir los tiempos muertos utilizados en los desplazamientos en momentos de relax o de productividad en el trabajo.Volvo Cars

Si, por el retrovisor, ve aproximarse un coche sin nadie al volante, no se asuste. Puede ser un vehículo autónomo en pruebas. Aún no es posible comprar uno, pero este tipo de vehículos ‘se entrena’ ya por muchas carreteras del mundo.

La Universidad de Michigan ya ha construido incluso, en colaboración con la Consejería de Transportes de dicho estado, una ciudad virtual a escala real (ocupa 13 hectáreas), bautizada como MCity, para experimentar con vehículos automáticos y pretende que la ciudad (real) de Ann Arbor cuente con una flota mixta de vehículos convencionales y autónomos antes del año 2021.



En este vídeo de la Universidad de Michigan, ​Jim Sayer, director de Despliegue en el Centro de Transformación de la Movilidad de la Universidad de Michigan, explica las características de la ciudad virtual (pero física) Mcity.
Ford se ha convertido en el primer fabricante cuyos vehículos autónomos transitan por dicha ciudad, inaugurada oficialmente en el verano de 2015, y acaba de anunciar que este año triplicará su flota de vehículos automáticos hasta llegar a la treintena circulando en California, Arizona y Michigan.


En España, el proyecto Autopía –iniciado hace casi veinte años por el CSIC– realiza actualmente, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, pruebas en vías abiertas a la circulación.


Vídeo de las pruebas del proyecto Autopía circulando entre El Escorial y Madrid.

El centro tecnológico vasco Tecnalia participa en la acción de apoyo europea VRA, cuyo objetivo es facilitar el despliegue de estas tecnologías en nuestro continente. El proyecto i-Game, también con financiación de la Comisión Europea, combina desarrollo tecnológico con acciones de demostración y cuenta con la participación del centro catalán Idiada.

El punto de inflexión: Google Cars

Aunque aún a nivel experimental, su despliegue a mayor escala podría sorprendernos en cualquier momento. En una vorágine de desarrollo global aparentemente sin límites (desde un sencillo buscador hasta mapas de sorprendente calidad y, ahora, vehículos), el proyecto de vehículos autónomos Google es actualmente el de mayor escala: 22 todoterrenos Lexus RX450h y 33 prototipos (estos últimos pronto desmontarán sus volantes y pedales) circulan actualmente por California y Texas.

Vídeo del proyecto Self Driving de Google.
En total, y desde el inicio de su andadura hace seis años, los coches de Google han recorrido (hasta el 31 de enero de 2016) más de 2 millones de kilómetros en modo autónomo, aquel en el que los conductores de prueba no tocan los controles del vehículo. Equivalen a más de 100 años de conducción de un conductor medio.

Se desplazan a un máximo de 40 km/h y conducen de modo ‘conservador’. A pesar de ello, se han visto implicados en 17 accidentes leves, si bien en ninguno de ellos el responsable resultó ser el vehículo autónomo. Unas cifras muy alentadoras de cara a conseguir en un futuro cercano el objetivo cero accidentes mortales o graves en las vías de circulación. Todos los incidentes se resumen en los informes mensuales que Google publica en la página web de este proyecto.

En su declaración de intenciones, Google explica que su aspiración es transformar completamente la movilidad haciendo los desplazamientos más sencillos, seguros y placenteros (casi nada), algo que debería ser particularmente importante para todos aquellos que no son capaces de manejar un vehículo ‘manual’, como personas sin permiso de conducción, mayores o con ciertas discapacidades.

Desde el punto de vista comercial, ya pueden adquirirse vehículos capaces de automatizar ciertas tareas y de asistir al conductor en otras muchas. Tesla, a la cabeza, pero también Volvo y Mercedes, incorporan cada vez más automatismos. Quizás no más allá de cinco años, todos los vehículos o bien dispondrán de algún tipo de automatismo o bien serán capaces de conducirse de modo completamente automático en algunos lugares.

Ya solo falta pensar en cómo nos iremos acostumbrando a los vehículos autoconducidos, por ejemplo a circular con el piloto automático activado a 120 km/h y a únicamente 5 metros del camión que nos precede o en qué invertiremos el tiempo que ganaremos en los desplazamientos automáticos. Esto sucederá cuando el automóvil realmente haga honor a su nombre.
 
Seis niveles
Un vehículo autónomo o vehículo ‘sin conductor’ es aquel capaz de desplazarse sin necesidad de que haya nadie al volante. Aunque, en realidad, el concepto de autónomo es relativo, o al menos progresivo, ya que actualmente se acepta la clasificación estadounidense, según la cual se definen seis niveles de automatización, desde el nivel 0 hasta el 5 (automatización completa). A día de hoy nos encontramos en el umbral situado entre los niveles 2 y 3, ya que los vehículos son capaces de automatizar ciertas tareas y de asistir al conductor en otras muchas. Estamos en una etapa intermedia que podríamos definir como ‘semiautomática’. El nivel 4 de automatización, que supone que el vehículo será completamente autónomo en ciertas situaciones de tráfico, casi puede tocarse con las yemas de los dedos.

Jesús Monclús es doctor ingeniero industrial y director de prevención y seguridad de Fundación Mapfre
SIGUE LEYENDO
Yo quiero uno
Conducción cooperativa, el gran reto
Nos gusta conducir

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual