Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

En colaboración con Itainnova

Concurso Adopta tu molécula

Reto químico con una molécula repelente

El concurso ‘Adopta tu Molécula’ se despide de este curso con una moleculica veraniega. Está presente en las lociones antimosquitos que plantan batalla química a estos molestos bichejos. Molestos y peligrosos transmisores de enfermedades. Ella en persona nos cuenta su historia para que podamos descubrir de qué molécula se trata.

Fernando Gomollón Bel y José Ignacio García Laureiro Actualizada 10/06/2016 a las 10:47
Etiquetas

¡Que viene el zika!

La alarma ha saltado a las portadas de los medios a costa de la celebración de los Juegos Olímpicos en Brasil. Como ya sabéis, puesto que sois lectores habituales de Tercer Milenio, el vector de transmisión del zika es ese antipático mosquito que los biólogos llaman Aedes aegypti. Si no te pica, no hay peligro de contraer el virus. ¡Y para eso estoy yo, una moleculica que repele a los mosquitos!

Un repelente eficaz

Ya tengo una edad, que conste. Como tantas cosas, mi origen estuvo en una guerra: la Segunda Guerra Mundial. Viendo los estragos que la malaria causaba en los soldados estadounidenses por las picaduras de los mosquitos en las junglas tropicales, el ejército impulsó el desarrollo de un repelente eficaz de estas criaturas. ¡Y así nací yo! Hace unos 60 años empezaron a comercializarme y los soldados que combatieron en la guerra de Vietnam ya me utilizaban. La prueba de mi eficacia es que todavía se me emplea en las lociones antimosquitos. Una loción que contenga un 30% de mí os mantendrá a salvo de los mosquitos durante ocho horas.

Guerra química

Los mosquitos se ven atraídos por algunas sustancias que desprende vuestra piel. Una de ellas es el CO2. Esa la conocéis todos, ¿verdad? Otra es un alcohol que aparece también en los mohos: el 1-octen-3-ol. Digamos que los mosquitos se ven atraídos hacia su comida por el olor, como vosotros cuando pasáis por delante de la cocina y se está preparando un guiso exquisito. Yo consigo evitar esa atracción, pero, ¿cómo?

Un olor insoportable

Los científicos no se ponían de acuerdo en la explicación. Según unos, yo enmascaro el olor atrayente de vuestra piel, volviéndoos ‘invisibles’ (o, mejor dicho, inodoros) para el mosquito. Otros, sin embargo, defendían que mi olor, que para vosotros no resulta particularmente desagradable, era apestoso para los mosquitos, por lo que evitaban acercarse a quien llevara su piel embadurnada conmigo. Parece ser que los experimentos dan la razón a estos últimos: soy un auténtico repelente de mosquitos porque mi olor les resulta insoportable.

Invisibles

Pero eso no quiere decir que la otra teoría no tenga su hueco, ¿eh? Seguro que todos habéis estado al lado de personas a las que no les pica ni un mosquito, mientras que a vosotros os acribillan. Al parecer, algunos seres humanos disponen de un repelente de mosquitos ‘de serie’. Una moleculica llamada N-metilpiperazina. Recientemente, unos investigadores descubrieron que los mosquitos se mostraban indiferentes ante una mano impregnada con esta sustancia. ¡Era la capa de invisibilidad de Harry Potter! Los mosquitos no podían ver la mano porque estaba impregnada de esta moleculica.

Una mala noticia

Al parecer, los mosquitos podrían estar acostumbrándose a mí, por lo que cada vez les repelería menos. Por eso es muy importante la investigación en este campo. Hay que desarrollar otras moleculicas que puedan sustituirme, incluso con mayor eficacia. ¡Que casi estoy en la edad de jubilación!
 
¿Sabes qué molécula soy?
Manda tu respuesta y tus datos a milenio@heraldo.es con el asunto Adopta tu molécula. Sortearemos un premio entre los acertantes. Fecha límite: 17 de junio.
 
¿Quieres adoptarme?
Para ser una buena madre o un buen padre, tendrás que averiguar sus propiedades, usos y la opinión que la gente tiene de ella. No te preocupes si te parece difícil y una gran responsabilidad; desde el blog ‘Moléculas a reacción’, te ayudaremos y guiaremos en tu adopción.

Fernando Gomollón Bel y José Ignacio García Laureiro Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea

 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo