Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Semana Santa Semana Santa

Semana Santa

El Bajo Aragón romperá su silencio en la medianoche

Miles de tambores y bombos de los pueblos que componen la Ruta se preparan para intensos días de toque.

Javier Clavero. Zaragoza 24/03/2016 a las 06:00
Imagen de archivo de Híjar.HA

Todo dispuesto en el Bajo Aragón. Las túnicas cuelgan recién planchadas. Los instrumentos relucen antes de ser tomados por sus dueños. Es Jueves Santo, y siete de los nueve pueblos que componen la Ruta del Tambor y del Bombo aguardan -en el más inquieto de los silencios- la llegada de la medianoche. Con estricta puntualidad, a las 00.00 y tras la señal de inicio que por lo general protagonizan los alcaldes, miles de tambores y bombos se fundirán en ese estruendo conocido como Romper la Hora. Acto que se remonta al siglo XIX y conmemora el fallecimiento de Jesucristo.

Las plazas de los ayuntamientos de Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén -repletas hasta la bandera- estallarán al unísono, para después abrir camino a intensas horas de toque que se prolongarán hasta el atardecer del Sábado Santo.

"El momento de Romper la Hora se repite año tras año, pero las emociones no. Cada persona lo vive a su manera", explica Segundo Bordonaba, presidente de la Ruta del Tambor y del Bombo, y aclara que cada localidad tiene sus particularidades: "El color de la túnica varía y La Puebla de Híjar es el único lugar donde se permite ir vestido de calle, lo que anima a los visitantes a participar. Anualmente, unas 2.000 personas se concentran en la plaza".

En ese sentido, Bordonaba añade que Calanda, "por su particular forma de entender la tradición semanasantística", es la única localidad que rompe la hora a la luz del día. Lo hace el Viernes Santo (12.00), cuando más de 3.000 túnicas moradas se congregan en la plaza de España y sus calles adyacentes, dando lugar a ese “fenómeno arrollador, que roza el inconsciente colectivo y hace temblar el suelo”, que Luis Buñuel definía en 'Mi último suspiro'.

Como viene siendo habitual, un personaje vinculado al mundo del cine asistirá como invitado de honor para homenajear al ilustre calandino. Verónica Forqué, actriz con hasta cuatro premios Goya en su haber, será la encargada de dar el primer mazazo de la Rompida, tradición que Alcañiz no incluye en su programación. Entre las localidades integrantes de la Ruta, es la única que no da rienda suelta al toque con un acto de tales características. La procesión del Silencio abrirá esta noche (22.30) tres emocionantes jornadas, que finalizarán el Domingo de Resurrección con la procesión de Las Palometas.
 

Otros momentos que presenciar

En la noche del Jueves Santo, después de Romper la Hora, la procesión de Las Antorchas es uno de los actos más bellos de la Semana Santa de Andorra. Cientos de túnicas negras hacen sonar sus tambores y bombos al ascender hacia la ermita de San Macario, donde recogen la imagen de Cristo Crucificado.


El Drama de la Cruz de Alcorisa reproduce, desde hace más de 30 años, la pasión de Cristo en los instantes previos a su muerte en la cruz. El evento tiene lugar el Viernes Santo, a las 17.00, y según datos de la organización, en 2015 consiguió congregar a más de 5.000 personas en el Monte Calvario. Unos 300 actores se encargan de poner en escena la violencia con que se emplearon los romanos. El momento de mayor emoción llega con el Descendimiento de la Cruz, cuando Cristo es entregado a los brazos de su madre, antes de ser enterrado.

En Alcañiz, el Sábado Santo, a las 16.00, se lleva a cabo la procesión del Santo Entierro, en la que participan gran parte de los pasos que desfilaron durante la Semana Santa en las procesiones organizadas por la Cofradía del Santo Entierro. Seguidamente, se rinde homenaje al Cristo Yacente en su entierro y, para concluir, se realiza el llamado Sellado del Sepulcro, en la plaza de España.

Poco después, varios pueblos de la Ruta (Alcorisa, Andorra, Albalate del Arzobispo, Calanda, Samper de Calanda y Urrea de Gaén) llevan a cabo el cese de toque, que podría ser calificado como el acto opuesto al de Romper la Hora. Sus habitantes hacen sonar con más fuerza, si cabe, los tambores y bombos, sabedores de que están ante los últimos instantes de la Semana Santa. El sonido se vuelve sobrecogedor hasta que todos paran súbitamente. Ya no podrán tocar más hasta el próximo año.

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual